Mirando al cielo

El frío ha llegado este fin de semana. Nosotros pasamos viernes y sábado de cumpleaños familiares. Pero el domingo fue de otro estilo. Apetecía estar en casa.

El programa del tiempo de televisión, debería estar prohibido para los niños. En especial si los meteorólogos se equivocan. Anunciaron nieve para la noche del sábado al domingo, a cotas bajas ( 200 m).  Todo apuntaba a ello, el día fue gris, las temperaturas bajaron en picado y las nubes invadieron el cielo.

Cuando hay niños en una casa, la ilusión es inmensa, así que en domingo a las 7.30 de la mañana se levantan. Lo primero que hacen es abrir la persiana para ver si las calles están cubiertas del manto blanco. Despertando a todos, por supuesto. Pero no, se habían equivocado y las calles eran grises como todos los días. Lo malo es que yo los domingos los quiero para dormir, al menos una hora más.

Esperando una pequeña nevada y mirando al cielo, nos pasamos el domingo. Yo mientras, para no perder el tiempo, acabé un gorro y un cuello del color que menos me gusta pero que seguro estrenaré esta semana que va a ser fría, muy fría. De paso hice unos pendientes para no aburrirme.


¿ Cómo ha sido vuestro fin de semana ? ¿ Habéis visto nieve cerca ?

Esos locos bajitos

De vez en cuando voy de acompañante de la clase de mis hijos, cuando hacen alguna salida por nuestra mini-ciudad.  Como en el caso de ayer, fuí  junto a la clase de mi hijo para hacer  una actividad en la Casa de la Naturaleza.

Pero lo que os voy a contar no fue una anécdota de ayer, si no de hace algunos años cuando mi hija cursaba 1º, ahora está en 6º.

Mientras íbamos camino del centro, un niño estaba contando a otro niño, una  historia de un pintor  y me pregunta: ” ¿ Cómo se llamaba aquel pintor que era de tu época ?, síii aquel que se cortó una oreja  ¿ cómo se llamaba?” Mi respuesta inmediata “Niño, ése no era de mi época. Ése es mucho más antiguo. Se llamaba Van Gogh”

El mismo, seguía con otra historia y me vuelve a preguntar ” ¿ Cómo se llamaba aquel señor que está así ?” Se pone con los brazos en cruz y yo le contesto “¿ Jesús?” “Ése, ése”, me contesta.

Ay, como decía Serrat, esos locos bajitos no dejaran nunca de sorprenderme

Una profesión arriesgada

Cuando mis padres comenzaron a vivir en esta mini ciudad procedentes de Barcelona, fue en el año 1974. Sólo había tres colegios,  el de mi escolarización fue el que tenía una plaza libre, aunque luego pasé a otra escuela, privada como preferían mis padres. En fin, el colegio en cuestión es el colegio al que ahora acuden mis hijos.

Cada día para ir a clase pasaba por delante de una casa, un caserón, mejor dicho. Para mi mente infantil, aquella casa era misteriosa, muy misteriosa, tan misteriosa en proporción de su tamaño. En mi  pequeña cabecita era  enorme, si bien que realmente es bastante grande, actualmente. La mansión en cuestión estaba siempre custodiada por dos enormes perros, que correteaban y ladraban libremente por su jardín, acompañándote en paralelo por la calle. Ellos dentro y yo fuera.  Yo me imaginaba tenebrosas historias con la casa de fondo. Debido a su tipo de construcción, se me antojaba china,  la casa china, así la llamábamos en la familia. Bien que iba acompañada de mi madre para ir al cole, pero aún así tenía un gran  recelo hacia  la casa.

Todo temor desapareció al cambiar de cole. Pero como cosas del destino, el piso donde ahora vivo está en frente de esa casa. Aunque ahora ya no me da temor, si que todavía me da un poco de respeto, cuando a veces salgo al balcón y la observo, en especial si es de noche y las luces de su desván o buhardilla, se apagan mientras la contemplo.

Tras la introducción os la presento, aquí la casa china ( modo nocturno), aquí un@s amig@s:

Y lo que os quería enseñar, justamente hoy. Ayer ví en su jardín,  un profesión arriesgada, un jardinero podando un árbol de la casa china:

Nunca lo había pensado pero jardinero es una profesión muy arriesgada, viendo la altura a la que estaba, creo que más o menos un tercer piso:

Vértigo me daba verlo a través de la ventana y más vértigo todavía a pie de calle.

Pasando el día

La semana pasada fue lo que denominamos por aquí la setmana dels barbuts ( la semana de los barbudos). Se denomina así por que el 15, 16 y 17 de Enero, son los días de santos que todos ellos llevaban barba ( S. Pablo ermitaño. S. Mauro y S. Antonio Abad), según la tradición es la semana más fría del año, pero os puedo asegurar que la tradición este año se ha perdido totalmente por que de frío más bien poco.

San Antonio Abad, es el patrón de los animales. Para esta festividad es típico ver desfiles en conmemoración del patrón. En mi mini-ciudad, al siguiente domingo de la fecha, se realiza un desfile con diferentes tipos de animales, aunque la gran mayoría son animales domésticos y caballos.

El domingo con un día totalmente primaveral, que invitaba a salir  a la calle, fuimos a ver el desfile a la vieja usanza, como sacados de otra época . Primero el portador de la bandera del patrón:

Luego San Antonio:

 A partir de aquí caballos, haciendo sus filigranas y todo tipo de carruajes:

Una especie de goyescos:

Y entre tanto caballo y carruaje, el personal como loco recogiendo los caramelos que tiran desde las carretas. Verdaderamente, no sé que es más divertido si ver a los animalitos desfilar o ver a la gente tirándose a recoger caramelos:

Aprovechando el momento, había un mercado de payés, donde ver diferentes muestras de oficios:

Mirar que bonito lugar para quemar el incienso, debo comprar uno, ya:

Hasta aquí el repotaje de como pasar el domingo con la familia y 12 amigos más. Se me olvidaba recordaros el pánico que me dan los caballos.

Continúo sin poder dejar comentarios en algunos blogs, en los de Bicho raro, Cristina, Àngels, Guacimara y  María.  Que rabia me da

En la cocina

Ya he comentado alguna vez, mi pasión por comprar objetos que no utilizo durante años. A veces los coloco y otras veces los tengo guardados, hasta que aparecen en un rincón de algún armario- trastero.

Hace bastantes años compré un par de objetos para la cocina, en la famosa tienda sueca. Lo cierto es que no sabría denominar al par en cuestión, si maceteros, escurre cubiertos o simples recipientes. Como no me decidía sobre su utilidad, han pasado bastante tiempo vacíos, hasta la semana pasada. Les he buscado utilidad como frutero, para poder guardar los dos kilos de mandarinas que compré en la tienda, por error. Dos kilos que me comeré solita ya que esa fruta no les gusta a los de casa.

Creo que no ha quedado mal, bajo la ventana. La cortina, un tuneo de una antigua cortina  de la misma tienda, a la que cosí unas aplicaciones hechas por mí.

A mí lo que me gusta es utilizar objetos para otro uso del que originalmente fueron pensados. Otro día os enseñaré donde guardo los utensilios de cocina

Esta entrada no era para hoy, mañana os contaré lo que hice ayer, hoy no me ha dado tiempo

Lo mejor del día

Mañana de jueves, hora aproximada 8:52, lugar: salida de casa, protagonistas madre e hijo, objetivo: búsqueda de guantes. Debido a la bajada de temperaturas, parecía que el día iba a ser frío y mis ruegos se hacían realidad, buscaba los guantes para mi hijo. Pero lo que ocurre siempre, más prisas hay, menos encuentras lo que buscas.

Salimos a la calle, me viene a la memoria que quizás están en la mochila del niño, colgada a su espalda. Abro la mochila para buscar y mi hijo me dice:

– Mamá, si vas a cogerme algo personal, déjalo donde lo hayas encontrado

La mejor manera de comenzar el día

Feliz fin de semana a tod@s

Allá voy

A finales del año pasado, en realidad como el que dice anteayer, escuché las tendencias para este año. Según un experto en tecnologías se va a imponer el uso del libro electrónico ( lo utilizo desde hace más de un año), los smartphones (  lo utilizo más o menos el mismo tiempo que el ebook ), los tablet pc  ( ídem de lo mismo ), y  sobretodo lo que realmente va a triunfar son las redes sociales (  FB desde 2008).

 A mí lo que el experto estaba comunicando por radio a los oyentes, me sonaba a cosa pasada. Pero no seré yo quien contradiga a un experto en la materia, nada más lejos. La única novedad de sus comentarios para mí, es lo que a partir de hoy estreno. Renovarse o morir. Como alma inquieta que prueba todas las novedades posibles, a partir de hoy también estoy en Twitter, aún no sé muy bien para qué ni como funciona pero twitteros del mundo, allá voy:

My small hobbies twitter

Empezaré a seguir a gente, a partir de ahora

Últimamente no puedo comentar en depende que blogs, Sr. Blogger no me deja y no sé por qué. Por ejemplo el de Guacimara, el nuevo de fotografía de Àngels y el de Cristina                ( felicidades Héctor)

Atípico invierno

Puedo confirmar que soy la proveedora oficial de mi familia en accesorios invernales. Es decir gorros,  bufandas y cuellos,  con ganas de aprender a hacer calcetines y manoplas, también.

Aquí a la izquierda, una muestra de los trabajos que voy haciendo, esencialmente por la noche, mientras leo y comento vuestros interesantes blogs.

Lo malo de esto es que en este atípico invierno, con temperaturas tan suaves, tan sólo he podido colocarme un día un gorrito. Lo mismo les pasa a  mis hijos. El colmo de una tejedora, pasar un invierno sin frío casi. Así que esperando una semana que se anuncia como fría, tengo preparaditos mis gorritos y bufandas. Pero de momento el frío no es tan intenso, como anunciaban

¿ Cómo son los inviernos por donde tú vives ?

Por cierto, si queréis pasar un invierno light venir hacia Barcelona. Cuando hay borrascas o bajadas de temperaturas en el país, da la sensación  que pasan de largo de aquí. ¡ Y yo quiero rodearme de lanas !

Que rápido pasa el fin de semana

El fin de semana bien, gracias. Primera calçotada del año, aunque no comí ni uno, por que al final no hubieron pero no me importa ya que no me gustan. La salsa es otro cantar . . . . . . .  eso sí que me gusta. Hemos terminado unas fiestas con excesos, y seguimos con excesos, carne y más carne.  Eso sí cocinado en las brasas, que no engorda tanto. Algo de vino, agua de Valencia, pasteles, y muchas risas con amigos. Con un invierno tan atípico, que todo fué al aire libre. Sol y temperaturas bajas, pero no demasiado. Hay que aprovechar los buenos momentos y los rayos de sol invernales. Como se agradecen.

Todo rápido y de repente, ya estamos a lunes. Hoy os pido que me enviéis toda vuestra energía positiva, la necesito para un cometido que debo hacer y necesito un poquito  de suerte.  Gracias a tod@s de antemano, ya os contaré como ha ido