Y vamos a por otro año más. . . . .

Es la frase típica pero me ha pasado el año volando. Si echo la vista atrás parece que hace cuatro días que estábamos a principios de 2017 y ya tenemos el año casi finiquitado.  Ha sido un año muy movido en el trabajo pero en los demás aspectos de mi vida ha sido muy plácido, hasta casi aburrido. Con alguna sorpresa agradable incluso, aún siendo año impar que no me gustan nada.

Así que ahora toca aventurarse a no saber que nos espera en este año nuevo, esa fascinación a empezar  un año nuevo, con ilusiones renovadas y esperando siempre lo mejor, aún sabiendo que alguna decepción llegará. La vida perfecta nunca existe pero con ilusión y ganas, podemos rozar y hasta alcanzar la perfección.

Como dice la agenda que me trajo Papa Nöel:

IMG_2453

Os deseo un muy feliz 2018 y a brillar!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!♥ ♥ ♥

 

Anuncios

Libreeeee

Estoy feliz y contenta porque estoy libre hasta el lunes. Cinco días sin pisar la oficina, que es mi oficina de locos.

Libre para adornar la casa de navidad discutiendo con mi preadolescente  y mi   adolescente total, libre para recorrer las tiendas en busca de los regalos y libre para hacer los encargos de las comidas navideñas. Libre para limpiar y limpiar la casa. Libre para a ver si me da tiempo de encontrar alguna pieza de ropa que me guste y pueda estrenar. Libreeeee para hacer tantas cosas en tan poco tiempo que lo voy a disfrutar, es decir a estresarme aún más.

En definitiva libre para disfrutar de cinco días sin pisar la oficina.

Y como comienzo de las navidades, ahí va una canción muy, pero que muy ñoña que me hace recordar cuando de verdad era LIBRE, en mayúsculas: