Arroz caldoso con gambas y setas delicioso

El otro día quedé con mi amiga Sandra. Nos fuimos de tiendas paseo y comidita rica, rica, por Sabadell. Lo pasamos genial y comimos muy bien en el restaurant Clotilda, su web. Yo me pedí un arroz caldoso con gambas y setas de primero, y de segundo una hamburguesa de ibérico con rulo de cabra. El arroz me pareció tan delicioso que me decidí hacerlo en casa. No tenía la receta pero entre varias que vi por Internet, más alguna aportación  me salió un arroz delicioso. Además añado que en mi casa tengo la mayor fan del arroz del mundo, sin ser china, que es mi hija. Ya puede ser en paella, en ensalada, con tomate o simplemente hervido que ella lo disfruta al máximo. Así que tampoco era de extrañar que le encantara. Y una última referencia sobre el arroz, os habéis dado cuenta que es uno de los alimentos que mejor combina con cualquier alimento, arroz con carne, o con marisco, o con pescado, o con verduras, da igual sea como sea está buenísimo. Ahí va mi receta: Ingrdientes: – 2 tazas de arroz – 1 cebolleta ( más bien grande) – 4 dientes de ajo – medio pimiento rojo – 2 ñoras – Tomate concentrado – una pizca de pimentón rojo picante ( como no tenía de la vera utilicé pimentón húngaro) – Dos hojas de laurel – 1 cajita de ceps ( hongos blancos) congelados – 8 gambas – 8 langostinos – 1 cola de rape – Caldo de pescado – Guisantes frescos – Sal y pimienta – Aceite de oliva virgen Lo ideal sería hacer esta receta en una cazuela de barro, tipo cocotte, pero como yo no tengo y tengo inducción, utilicé una cazuela grande. Primero en un vaso con agua hidraté las ñoras. En aceite bien caliente pasé las gambas y los langostinos, los cuales reservé. Seguidamente corté a trocitos el rape y lo freí ligeramente, muy poquito. Mientras corté en juliana la cebolla, el pimiento y el ajo que puse a sofreír en el aceite anterior. A la vez pelé los mariscos, y guardé las cabezas para freírlas un poco más.  Una vez la verdura comenzaba a tomar color le añadí la carne de las ñoras que separé con un cuchillo de la piel, unos minutitos más tarde añadí el tomate. A toda la mezcla le añadí las cabezas de las gambas y langostinos machacadas y coladas, y la dejé sofriendo pocos minutos. Seguidamente trituré todo con la trituradora. Añadí las dos hojas de laurel y el pimentón. En el aceite de las gambas freí los ceps ( si os interesa en catalán se pronuncia seps), o sea los hongos blancos, seta calabaza o como se denomina en latín boletus edulis. Los compré en la tienda de congelados La Sirena, una caja. La dependienta me aseguró que estaban muy buenos y es cierto en comparación con los que vende Mercadona, una mezcla de setas que no me agrada nada. Bueno sigo, a la mezcla del sofrito añadí las setas y un litro de caldo de pescado, fallo mío no hacer un fumet con la cabeza de rape, por olvidarme, compré un brick de litro. Sumé el rape.  las gambas, los langostinos y los guisantes frescos de temporada, que para mí son un manjar. Cuando comenzó la ebullición del caldo eché el arroz y lo dejé unos 10 minutos a fuego medio- bajo. El arroz caldos estuvo unos 15 minutos en reposo antes de comerlo. y voilà . . . . . . delicioso. Si lo hacéis, contarme que tal ha ido. ¿ cuál es vuestra receta favorita con arroz? arrozcaldoso

Anuncios

A la rica receta de salmón

Admito que en temas culinarios soy un poco obsesiva. Me gusta que mi familia coma equilibrado y sano. Las raciones de verdura, fruta y pescado  son comunes en casa.

El otro día compré unos lomos de salmón, como ya estoy un poco cansada de cocinarlo de la misma forma,  le pregunté  a la pescatera que me diera la receta,  y no era del popular super que empieza por Merca y acaba por Dona al cual no me gusta ir a comprar, yo suelo comprar en Bonpreu que cuidan mucho a la clientela. Quién  mejor que ellas para saber del tema. Me dio una sencillísima receta, cuya foto publiqué en Instagram, tal y como me pedisteis os cuento la receta.

Rocié la bandeja de horno con un poquito de aceite de oliva, le eché pimienta y sal al salmón, y  corté una naranja en rodajas que coloqué sobre los lomos y directo al horno. El tiempo de cocción el que cada uno utilice para este pescado, creo que fueron unos 15 minutos.

La receta triunfó en los más críticos en casa, es decir mis hijos. Lo mejor la sencillez de la receta y  lo rápida que es.

Aquí os dejo la foto por si no la habéis visto:

salmónalanaranja

¡ Que aproveche !

Con este frío, hoy plato de cuchara

Hace muuucho frío y a mí sólo me apetece, cuando me siento a la mesa, es comer platos de cuchara. Como no tengo abuela, yo me lo digo, hago unos garbanzos que están de fábula. Ahí va la receta:

– Unos 400 gr de garbanzos

– 4 patatas medianas

– 1 trozo de calabaza

– 100 gr espinacas

– 1 cebolla

– 1 pimiento verde

– 1 diente de ajo

– 2 rebanadas de pan

– huevos de codorniz

– 2 dl aceite

– 1 cucharada de vinagre blanco

– pimienta, sal y agua

Si voy con prisas, como ayer, suelo hacer esta receta con garbanzos de bote, Si no es el caso debemos dejar los garbanzos en remojo, el día anterior.

En una cazuela honda, pongo a pochar la cebolla con el pimiento verde, ambos cortaditos a trocitos muy pequeños. Una vez que tomen color lleno de agua la cazuela y cuando comienza a hervir echamos los garbanzos, las patatas y la calabaza. Los dejamos cocer unos tres cuartos de hora, y cuando vuelva a hervir echamos las hojas de espinacas cortaditas.

Ponemos a hervir los huevos de codorniz, pelamos y reservamos.

Freímos las rebanadas de pan, machacamos el diente de ajo en un mortero y añadimos las rebanadas de pan frito, echamos la pimienta al gusto. Le echamos un poco de caldo de los garbanzos y un buen chorro de vinagre blanco de calidad, la cantidad de vinagre es a gusto. Lo añadimos a la olla Añadimos sal y lo dejamos unos 10 minutos. Lo colocamos en los platos y añadimos los huevos de codorniz. Y a comer, ¡ Que aproveche !

PicsArt_1392133883247

Hoy va de cocina

Ya estamos a lunes de nuevo. Comenzamos la última semana de Enero ya. que rápido que ha pasado, no? Depende con quien hablaba el mes ha pasado volando y depende quien a paso de tortuga, para mí ha sido rapidísimo.

Hoy os voy ha hablar de cocina. Del plato que comí el sábado al mediodía. La receta de este plato me lo dio mi amiga Sandra. Se trata de Pasta a la marinera. Está de rechupete.

Los ingredientes son:

– Pasta al gusto del consumidor, en este caso yo uso paccheri que compro en Lidl, cuando está de oferta. Es un tipo de pasta enorme, como tuberías 😉 , si preferís otro tipo podéis utilizar el que más os guste.

– 1 Sepia negra grande

– Almejas

– Mejillones

– Gambas

– Sofrito,  el mismo que utilicéis para la paella. Yo uso pimiento verde+ ajos+ cebolla ( aunque ésta no la utilizo en el arroz ) + tomate

– Sal, aceite, pimienta y sal

Hervimos las pasta con el tiempo que indica el paquete. Mientras podemos ir abriendo las almejas y los mejillones al vapor. Antes habremos dejado con sal las almejas para que suelten la tierra, si las tiene.

Cocino la sepia negra, ya limpia y cortadita a trocitos pequeños.

Frío las gambas, las pelo. Machaco las cabezas las añado al aceite, sofrío un poquito y lo cuelo. Ahí hago el sofrito, al que añado la salsa de la sepia, es una bolsita que lleva dentro y mejora el sabor de los guisos marineros.

Una vez hecho el sofrito añado la sepia, las gambas peladas, las almejas y los mejillones sin conchas. Lo dejo unos minutos, se le puede añadir un vasito de vino blanco y se deja reducir pero creo que el sábado no fue así. Añadimos la pasta y mezclamos bien todo.

A servir, y  a comer. Estaba delicioso junto a un frequísimo vino blanco del Penedès.

Y sabéis lo mejor de todo . . . . . . . . . . ..  que no tuve que cocinar, por que al discípulo que le he enseñado, lo cocinó a la perfección y yo sólo tuve que sentarme, comer y disfrutar a tope. A que la comida se disfruta de forma diferente cuando no la cocina una.

¿ Qué tal fue vuestro finde ?

A tardes grises, dulces meriendas

El fin de semana ha sido gris, frío y muy lluvioso. Un tiempo horroroso que ha invitado a quedarse en casa tranquilamente. Sí por que si salís equiparos de paraguas no os pase como a mí que salí el domingo por la mañana y volví empapada.

Para una tarde de domingo como la de ayer, que mejor que estar en casita viendo la tele, o leyendo o jugando a algún juego de mesa. Pero con unos buenos dulces al lado. Ahí ba mi receta Buñuelos rellenos de crema.

Ingredientes: 

– 250 cl. agua

– 100 gr. mantequilla

– una pizca de sal

– 150 gr de harina

– 2 huevos ( en la receta original decía 5 pero yo puse sólo dos )

– Crema pastelera, la compré en Mercadona de bote

– Aceite

Calentamos el agua con la sal, echamos la mantequilla hasta que se derrite. Cuando comience a hervir, echamos de un golpe la harina y apartamos del fuego. Movemos a modo turbo, sin parar hasta que veamos que la masa va ligándose. Vamos añadiendo los huevos, en la receta original decía 5 ( a mí me gusta probar y cambiar recetas)  pero yo sólo añadí dos. Eso sí de uno en uno. Parecerá que la masa se corta pero finalmente se va ligando.

Hice bolitas, cada uno que haga el tamaño que le plazca y las freí en abundante aceite caliente.

Una vez fríos les hice un pequeño corte y los rellené de crema pastelera, anteriormente los rellené de trufa y estaban riquísimos también.

Rellenando

Y ya está a disfrutar con lo que prefieras, té en mi caso, café con leche o Cola Cao, como los degustaron los demás

Imagen

Y vosotr@s qué planes tenéis cuando diluvia fuera ?

Galletas. . . . . . ummmm

Este verano hice unas galletas deliciosas, pero no he querido publicar la receta hasta ahora por la operación bikini, porque en cuanto las probéis no dejaréis de comerlas, o al menos eso es lo que hice yo.

La receta base es muy semejante a la de las galletas de mantequilla pero yo le añado una variante.

Ingredientes:

– 150 gramos de mantequilla, sacarla de la nevera con antelación para que esté punto pomada.

– 100 gramos de azúcar

– Una pizca de sal, como alguien que conozco diría una miaja

– 2 yemas de huevo

– 250 gramos de harina

– la ralladura de una lima, mi variante

Mezclamos bien la mantequilla con los huevos. Cuando sea como una masa, añadimos la sal, la yema de 1 huevo y la ralladura de la lima. Mezclamos y sumamos la harina. Hacemos una gran bola envuelta en un papel film, que guardamos en la nevera durante un par de horas.

Estiramos la masa y con los moldes con las formas que más os guste, se van cortando las galletas. Las pintamos con huevo, y al horno precalentado a 200ºC durante 15 minutos.

A mí los cítricos en general no me gustan, odio el limón, el zumo de naranja no me va pero no sé que me ocurre con la lima que me encanta. Además le da un toque de frescor a estas galletas que en verano se agradece, están uummmm

Aaahh, no hay fotos por que volaron en pocos minutos

Hoy salado

Eoooo, eooooo !!!! ¿ Hay alguien ahí ? Voy a pasar lista, que levante la mano quien esté Me parece que poquito gente es la que queda por aquí a estas fechas. No sé por donde vivís pero por mi mini-ciudad ya se nota que el personal ya ha empezado a irse de vacaciones, lo mismo en la blogosfera. Y  a esta servidora le queda poquito para cerrar esta barraca.

Hoy traigo una receta que dado el excedente de albahaca que tenemos en nuestro balcón, hay que utilizar

GALLETITAS SALADAS:

Ingredientes:

– 300 gr harina blanca

-100 gr harina integral

-1/2 sobre de levadura en polvo

– 4 cucharadas de queso rallado

– 2 cucharadas de aceite de girasol

– 1 cucharada de albahaca picada, yo eché a mi gusto por aprovechar la que tengo, fue más de 1 cuch.

– 2 yogures naturales sin azúcar

– Salsa de tomate  a ojo

– Un pizca de sal

Precalentamos el horno a 220ºC. Mezclamos bien todos los ingredientes excepto la salsa de tomate. Le vamos añadiendo la misma hasta que veamos que la masa no sea pegajosa y se muestre homogénea.

Echamos harina a la zona donde vayamos a extender la masa. La extendemos con el rodillo, impregnado en harina, hasta que tenga un centrímetro de grosor. Con un molde de cortar galletas las vamos cortando, como nos guste más, nosotros utilizamos redondas con rizo, y en forma de luna.

Horneamos las galletas 10 ó 12 minutos. Dejamos enfriar y a comer. Como  merienda salada no estuvo nada mal. ¡ No me dio tiempo ni de hacerles unas fotos !

Hay quien lo llama Sopa de Melón

Por aquí ha comenzado a notarse el calorcito. A mí cuando llega el verano lo único que me apetece comer son cositas frescas. Y hoy traigo una receta de algo fresco, muy, muy apetecible. De hecho ayer lo cené como postre.

Los ingredientes que necesitamos son los siguientes:

Imagen

Yo utilicé un tipo de melón llamado Cantaloupe, como estaba de oferta 2 a 1 euro, pero cada uno puede utilizar el que más le guste.

El zumo del limón, junto a la pulpa del melón, unas hojas de menta, añadimos el  azúcar al gusto, todo a la batidora y voilá. Servir bien fresquito

A esta receta hay quien le llama Sopa de Melón, pero para mí es básico de Melón. Añadiendo nata líquida y con pimienta en lugar de azúcar, tenemos un primer plato frío.

Incluso, tal cual añadiendo hielo picado y ron blanco, sirve como Mojito de Melón.

En fin, cada cual que escoja su forma favorita y a disfrutar.

De libre disposición

Los profesores de los colegios tienen varios días de libre disposición, a lo largo del año,  en los que no hay clase. Yo entiendo  perfectamente toda la problemática que tienen los profesores con los alumnos, con algunas familias y los recortes, pero no puedo  dejar de pensar que son afortunados con respecto a sus días libres.

Uno de esos días sin clase fue ayer, tras el carnaval. Así que tuve a los dos en casita. La mañana no acompañaba para salir al parque ni a pasear, las temperaturas eran muy bajas. Pero con una niña de 12 y un niño de 8 es difícil de entretenerlos, la lectura no da para toda la mañana y las manualidades ya le aburren.

Así que mientras uno terminaba los deberes, y yo avanzaba con la transcripción, pensé que lo mejor que podía hacer mi hija para no aburrirse y de paso darle un poquito más de responsabilidad era que probara de hacer un sencillo bizcocho, pero eso sí ella solita. Receta en mano, hizo su primer bizcocho, ella sola.

Image

Riquísmo le quedó, tan rico que a esta hora no queda ni un pedacito

Lo próximo, la pongo a hacer una paella 😉