La anti fan

Si eres fan de Bob Dylan, no sigas leyendo, please. Si eres mi amiga Marta, tampoco, jejejejeje !!!! Mi amiga Marta es una cantante con mucho talento, una artista de verdad.

El otro día ya lo comenté en Facebook pero ahora lo repito aquí, ante todo el Ciberespacio. No soporto a Bob Dylan, por muy Nobel que sea. Que como dice mi amiga Marta, escribe muy bien, quizás sí, pero no me gusta. La principal razón es su imagen, cansino y depresivo y substancioso, me aburre. Y sé que mi amiga Marta es fan real, pero mucha gente tiene un postureo intelectual  cuando afirman que les gusta este tipo de cantantes.

Soy muy anti fan, pero mucho. Acoso y derribo cuando no me gusta alguien. Soy así de insoportable. Me pasa con muchos más cantantes, un ejemplo es Sabina, me gustan sus  canciones pero  cuando no las canta él. Y actores, soy anti fan total de Jim Carrey, Adam Sandler, Tom Hanks, Ben Stiller, no sigo porque me dan arcadas.

En fin, lo siento si eres fan de algunos de los arriba mencionados. Ya se sabe no es posible ser  perfecta o perfecto 😉

F E L I Z       L U N E S

 

 

Hoy de políticos

No os asustéis que no pienso hablar de política, pero sí de políticos. Y no pienso decir mi color político por qué más de un@ se iba a asustar.

Pero sí que quiero hablar de los políticos y/o políticas.

A ver, ¿ qué polític@ os da mejor rollo ? Sí ya sé que hoy en día es muuuuy difícil dado el nivel tan bajo que tenemos, creo que la categoría política está bajo cero.

Os hablo como personas, la imagen que transmiten. Yo desde que vi bailar en una campaña a Miquel Iceta, me da buen rollo. Lo veo como una persona feliz, con todo lo que está cayendo. Feliz y sin complejos. En contraposición la imagen de Felipe González me da mucha, mucha pero mucha grima.

 

 

 

Todo a su debido tiempo

No os imagináis a dónde voy hoy. Al festival de final de curso de mi hijo. Y vosotr@s pensaréis pero si aún no es final de curso, como yo pienso, pero en el cole de mi hijo dicen que están muy atareados en Junio y el festival de niños cantando en el teatro, lo hacen en Abril. ¡¡Final de curso en Abril!! En fin como si el resto de colegios del pueblo no tuvieran tareas a final de curso como ellos, y en cambio realizan su festival en el momento justo. Todo a su debido tiempo, no ? Cuando mi hija era pequeña se hacía un festival de Navidad que pasaron a Junio para celebrar que terminaban las clases y ahora lo pasan a este mes, sin saber realmente que se celebra.

Pero esta vez me paso a la mayoría silenciosa porque pocos somos los que pedimos explicaciones y buscamos soluciones, cada vez se mira para otro lado y se pasa del tema. Una que lucha sola, termina cansándose. Realmente como en casi todo de esta vida

Por el camino del colesterol

Tres veces por semana salgo a andar por el camino del colesterol. Dicho camino va pegadito a un río. Cuando iba al colegio,  cada mañana, mediodia, y tarde lo cruzaba a través de un puente y cada día bajaba de un color. Debido a una fábrica de cartones, las aguas bajaban de un color, un día azul, otro día rojo, otro morado. Una verdadera lástima. Por aquel entonces el alcalde elegido, de un determinado color, prometió que ese río se iba a sanear y hasta peces podríamos pescar. Desde aquellas elecciones han pasado muchos, muchos y muchos años, el alcalde es distinto pero aún sigue siendo del mismo color la alcaldía, y por supuesto de peces en el río ni verlos.

Cuando paso por su lado, siempre pienso que pena de río. Que poco aprovechamos lo que tenemos, poco aprecio,  además lo explotamos y destruimos al máximo. Simplemente con un poco de cuidado, como hacen unos kilómetros más arriba y más abajo, y mantenimiento la ribera del río podría mejorar. No como ahora lleno de huertos, que por cierto no quiero ni imaginar como riegan sus cosechas, aparte de la maleza.

Como desaprovechamos  lo que tenemos y que poco valor le damos. a algo realmente importante como un río

Cuando veo en las noticias lo interesados que están en llegar a Marte y conocer si ha habido vida en ese planeta, siempre pienso lo mismo: no se dan cuenta que es como va a quedar la tierra en algunos años por culpa de nosotros mismos.

Image

De ilusión también se vive

El sábado por la mañana mientras salí a hacer unas compras, me encontré con una limosina aparcada. De esas blancas radiantes, super largas, decorada para una boda. Justo el momento que salía el acompàñamiento de una boda,  de una casa.

Lo primero que me vino a la cabeza fue ¿ todavía quedan ilusos que se casan con la que está cayendo ? Liarse a montar un bodorrio en esta época, implica que los novios o son muy valientes o son unos locos.

Y yo viendo lo visto, no volvería a montar la boda que monté en su día. ¿ Y tú ? ¿ Te has casado ? ¿ Lo volverías a hacer igual ? Si no te has casado ¿ lo harías ? ¿ cómo ?

Según quien lo diga

Seguro que os ha ocurrido más de una vez que al oír una frase, recordáis a alguna persona que ya la pronunció en su día.

Ahora que nadie nos escucha, a mí me ocurre con una frase que no soporto y quizás fue por la persona que la pronunció. No puedo disimular mi enojo cuando estás explicando un tema y sale el personaje de turno diciendo: ¿ me lo explicas o me lo cuentas ? 

Creo que mi poca paciencia se debe a que me recuerda a una cuñada que tengo, y no puedo con ella. Ni con la frase ni con la cuñadita. Ahora que tenemos estas fechas tan entrañables en las que nos juntamos con la familia sin obligación y sólo por devoción a ellos, pues eso yo a ella, ni cuento ni explico

Venga que aquí no nos oyen ¿ qué frase no soportas ? y lo mejor ¿ quién la suele  pronunciar ?

Ay Fermín, Fermín

Vuelvo a tener internet en casa, algo tan esencial e importante para mí, pero bueno éste no es el tema de hoy.

El viernes tuve un evento bastante importante para mí, pero estaba casi segura que el suceso no iba a ir bien, de  hecho así fue. Que será que la desesperación nos hace ir en busca  de ayuda externa,  a sabiendas que somos dueños de nuestro propio destino. Es decir si algo va ir mal por mucho empeño que pongas en un amuleto o talismán, o por muchas súplicas que le pongas a tal santo o tal santa,  la cosa va ir mal.

En fin la desesperación es mala consejera, y como últimamente desesperanza hay mucha pues a buscar alguna ayudilla externa que me proteja frente a los problemas. Y que mejor que un amuleto, casero eso sí !!. Muchos son los que creen en estampas santorales, otros tantos en piedras especiales, maderas talladas o cualquier cosa al gusto de uno mismo.

Ahora con la calma que da haber visto el toro pasado, me paro y reflexiono cómo he podido llegar a presuponer que semejante “cosa” ( a ver si ahora se me ofende) iba a tener cierto poder, llevándolo donde lo llevé. Pero que caray en la vida siempre hay que ponerle humor:

Aquí Huevín Fermín, aquí unos amigos

Feliz Octubre a tod@s

Indispensable para mi

Estoy sin internet en casa, el router ha muerto y eso es casi indispensable para mi. Es tan importante que es como un electrodoméstico que no debe faltar en el hogar. Ando con el móvil redactando está entrada, por primera vez
Pero no es el tema de hoy. Hoy tengo un acontecimiento importante y necesito que buenas energías me lleguen y por sí acaso me llevo un amuleto, que sí funciona os lo enseño el lunes.
Buen fin de semana y perdonar sí no visito vuestros blogs
Sigue leyendo

Ahora quizás no, pero mañana ya veré

A veces ver los anuncios de televisión, te hace pensar. El último de una bebida tipo zumo de naranja, creo que es algo parecido al zumo aunque no puedo concretar por que no lo he comprado nunca. En éste aparece la madre de familia que comenta la de cosas que a lo largo de su vida había dicho que no o simplemente había renegado, pero que al final había acabado haciendo. Por ejemplo no casarse o no querer tener hijos, acabando casada y con tres niños.

Cuánta verdad en esos pocos segundos, porque anda que yo no he dicho que no a cosas que al final he terminado realizando. Simples banalidades o transcendentales para mí.  Por ejemplo, yo no quería tener hijos hasta que nació mi hija. O por ejemplo hasta ahora mi tentación sobre las tartas fondant era totalmente nula, pero desde hace unos días descubrí un sentimiento de amor, contemplando los productos para hacer una, en una tienda que va a ser mi perdición.

Y vosotr@as, ¿ cuántas veces habéis cambiado de opinión sobre una primera impresión ?