No hay mal que cien años dure

Últimamente mi mantra es la frase que titula este post: no hay mal que cien años dure, no hay mal que cien años dure, no hay mal que cien años dure . . . 

Aún siendo una persona super, mega, hiper positiva, la tensión y la presión que estoy sufriendo en mi mundo laboral a veces pueden conmigo aunque no lo demuestre. Y tampoco lo muestro por aquí ya que actualmente la vida en internet se ha convertido en mostrar al mundo lo inmensamente feliz que es uno.

Así que intento buscar válvulas de escape o micro momentos de felicidad. Y un instante de máxima felicidad es ver cuando llego a casa a partir de las 14 h, ver a mi Jumpy asomado al balcón esperando mi llegada:

5659BA29-81B4-425E-A576-185979D2B76C.jpeg

Os he hecho un efecto lupa para que lo veáis.

Saber que le importas a alguien  sin esperar nada a cambio es lo mejor del mundo.

 

 

 

Anuncios

Feliz Sant Jordi

Feliz Sant Jordi a tod@s!!! Feliz San Jorge!!!

Si un día queréis vivir una jornada especial os recomiendo totalmente una visita a Barcelona el día de Sant Jordi. Todos los 23 de abril podéis disfrutar de una maravillosa primavera en la calle, llena de puestos de libros y rosas. Con una temperatura fabulosa que invita a salir  a pasear.

Él regala  a la rosa a su amada y ella el libro a su amado. Pero no os preocupéis  que puede ser totalmente al revés, ella recibir un libro y él  una rosa.

El ambiente festivo en día laboral que se vive en la ciudad es maravilloso. La ciudad luce espléndida. Como muestra así está de bonita la Casa Batlló de Gaudí:

 

AB80A775-1D46-4292-B2CF-B33B6474F43E.jpegA0404BEE-77DA-4584-BABC-8FE1C36C4DA1.jpeg

Del rojo al gris

Esta mañana me he preparado para desayunar un bol de fruta fresca: fresas, arándanos, frambuesas y plátano. Un cóctel de vitaminas naturales, según los libros que estoy leyendo de alimentación sana. Además de un color rojo subido que hace subir el ánimo. Otra forma de alimentar es la vista, a más color, más fuerza me transmite. Y además hoy que es lunes.

0A09998F-CAF5-442A-B697-C3C5C27D4E2D.jpeg

Me disponía a salir tan contenta de casa, cuando ya en la calle, el color gris me rodeaba por completo:

532C3E75-BFA5-4B5F-8AF2-4650236FAA5E

Y es que la vida es así, del rojo intenso puedes pasar al gris triste, en un pequeño instante.

(reflexiones de un lunes)

El bien más preciado: el tiempo

En la actualidad el bien más preciado para mí es el tiempo. El dinero lo puedes perder pero también lo puedes recuperar, como todo lo material. El tiempo no. Todo el tiempo que vayas a perder en tu vida, jamás será recuperado.

Con esa doctrina estoy intentando no perder mi tiempo innecesariamente. Por ejemplo voy a retomar todos los temas que me hacen feliz.

Tengo una jornada partida de 8 horas en una oficina, en la cual podría estar 6 seguidas y me sobraría tiempo. He intentado mejorar mi horario pero lucho con una  propietaria anciana que lo necesita de verdad es  a un auxiliar de geriatría más que a una secretaria o  administrativa. Pero aún sabiendo que mi tiempo libre es escaso, mi principal propósito este año es hacer lo que me hace realmente feliz. Escribir en el blog, pintar o dibujar, y leer.

¿Creéis que conseguiré invertir mi tiempo en mi propia felicidad ? No voy a pensar lo intentaré., voy a pensar lo haré.

 

Libreeeee

Estoy feliz y contenta porque estoy libre hasta el lunes. Cinco días sin pisar la oficina, que es mi oficina de locos.

Libre para adornar la casa de navidad discutiendo con mi preadolescente  y mi   adolescente total, libre para recorrer las tiendas en busca de los regalos y libre para hacer los encargos de las comidas navideñas. Libre para limpiar y limpiar la casa. Libre para a ver si me da tiempo de encontrar alguna pieza de ropa que me guste y pueda estrenar. Libreeeee para hacer tantas cosas en tan poco tiempo que lo voy a disfrutar, es decir a estresarme aún más.

En definitiva libre para disfrutar de cinco días sin pisar la oficina.

Y como comienzo de las navidades, ahí va una canción muy, pero que muy ñoña que me hace recordar cuando de verdad era LIBRE, en mayúsculas:

Ansiosa que es una.

Llevo una semana durilla. Hace 8 días que volví de vacaciones y la jefa ya está irritando al personal.

Pero esta tarde se está mejorando:

Ahora mismo, 14:50 me dirigía hacia la oficina, veo una ventana con un catálogo de Ikea. Uy, tenía que haberlo cogido, sigo con mi paso rápido. Veo un buzón, uuuy y si lo tomo prestado. Paso tres buzones ajenos más. Y allí al fondo veo al repartidor. Muy amablemente le pido uno y muy amablemente me da uno.

Llego a la oficina y en el buzón había tres catálogos.

Cuando llegue a las 18:30 a casa, seguro que me encuentro un cuarto en mi buzón.

Que ansiosa soy y que tendrá el catálogo de Ikea que nos engancha tanto.

21433617_173414269739570_3694610105870843904_n(1)

 

Por cierto que si no os llega, a partir de octubre se puede solicitar: http://www.ikea.com/ms/es_ES/campaigns/conseguir-catalogo-ikea/index.html

El destino está escrito

Yo soy muy pero que muy incrédula pero os aconsejo que cuando veáis una mínima señal en los posos del café. . . . . . . . . ay, amig@s, hacer caso.

Por la mañana me encuentro con esto, que es la vivita imagen de mi Jumpy (quien no lo conozca que pase por aquí y por aquí):

IMG_8990

 

 

Y por la tarde llego a casa con un rastro de baba, pensando en el primer Red Velvet Cake que había hecho mi hija.

Cinco minutos gasté en el baño, lo juro no más y me encontré con ésto:

IMG_8999

 

Por supuesto obra de mi Jumpy (quien no lo conozca que pase por donde he dicho antes)

Váis a comprobar vuestros posos de café a diario??? Yo de vosotr@s lo haría  😉  El destino está escrito.

 

La verdad de mi historia (by Jumpy)

Hola,

Soy Jumpy. Llevo dos meses con mi nueva familia y bueno puedo decir que no está mal la convivencia, nada mal para decir la verdad.

En cuestión de alimentación,  me cuidan muchíiisimo. Aparte del pienso de mascotas, esta familia está muy centrada en cuestión de alimentos. Y cómo me tratan!!! Son bárbaros, sólo os diré que el jueves, el Amo me dejó una tortilla de patatas que era para cuatro y me la zampé yo solito !!! Habéis oído: yo solito!!!!!! Simplemente subir mis patitas delanteras al mármol de la cocina y self service. ¡Qué rica! todavía babeo cuando lo pienso. Luego tuvo que ir a comprar un pollo asado (a l’ast) según le comentaba a mi Ama. Fijáos si son considerados. El segundo plato para mí y ellos a por comida fuera. En Nochevieja me dejaron un plato enterito de sushi encima de la mesa, allí . . . . a mi alcance. No me pude resistir.  Ahora sé porqué es uno de los platos favoritos de mi Ama y de mi Amita. Pero en Navidad ya probé los canapés, ricos, ricos, tal como os cuento con el sushi, pasó con el canapé. Bueno y he probado las empanadillas y el pescadito fritos, todo, todito me gusta. Mi Ama dice que soy su cuarto perro pero yo la veo un poco novata aún, visto lo visto.

También se preocupan mucho por mi comodidad a la hora de dormir.Tengo dos camas, una en el comedor y otra en la planta de arriba. Pero no se tienen que preocupar. No hacía falta gastarse dinero en camitas de perro, por muy cómodas que sean. Yo en cuanto veo que tienen necesidad de relajarse por la noche y se sientan en el sofá ante el televisor, muy discretamente me voy sigilosamente escaleras para arriba, sin hacer apenas ruido no vaya a molestar. En un momento me planto en la cama de mis Amos, que ésa si que es verdaderamente cómoda. Cuando ellos se retiran a descansar, me retiran con sumo cuidado  y me colocan en mi cama, me tapan con la mantita que hizo mi Ama. Tal como si fuera un niño o un bebé. Creo que éstos se creen que soy como un niño 😉 Pero da igual de madrugada, según me de, vuelvo a subir a su cama. Como mi tamaño es grande, la pobre de Ama encoge sus piernas para que quepa. El otro día al levantarse oí algo de dormirse las piernas, pero digo yo . . .  dormir, duerme el cuerpo entero, no?

Sobre el tema salir, no me puedo quejar. Llego a salir a la calle hasta cinco veces en un día. Creo que no quieren que me quede solo en casa. Y todo porqué me he cargado todas las cortinas del comedor- salón. ¡¡¡Pero es que eran muy feas!!! Además le he hecho un favor a mi Ama, días atrás escuché como decía que se las quería cambiar. Ahora dice que no sé qué de unos chinos y gastar poco por si las rompe. Parecido me ocurrió con las mochilas de la academia de inglés de mis Amitos, no podía dejar que salieran a la calle con semejante cosa fea. Ah y le he diseñado un modelo nuevo de anorack, con ventilación trasera.

Y qué os voy a contar sobre entretenimiento, juguetes varios me han comprado pero nada comparable a unos buenos calcetines o unas buenas zapatillas. Una cosa extraña que veo es la manía que tiene mi Amita de colocarse en la cabeza uno de mis juguetes favoritos, creo que se llama gorro con pompón, o algo parecido.

Bueno hasta aquí mi primera crónica Jumpynera.

FELIZ FIN DE SEMANA a mis lectores (si hay alguno que se manifieste)

 

 

 

El mundo laboral y las utopías

Trabajar en algo que te guste y sobre lo que te has preparado debe ser un gustazo. Pero no significa que vayas a tener la felicidad absoluta. Es una utopía en toda regla. Existen tantísimos factores externos como por ejemplo jefes, compañeros, o entorno de la empresa que pueden convertirte en una amargado  en tu “trabajo ideal”. Conozco varios casos en mis amigas.

En mis años de experiencia laboral no he trabajado siempre en algo que me gustara, pero y qué. Prefiero prepararme para saber cómo afrontar situaciones diversas y hasta saber como gestionar conflictos, porqué la felicidad al 100 % no la conozco en el entorno laboral. Infinidad de veces no hago lo que realmente me gusta o para lo que estoy preparada pero siempre busco el lado positivo, y si  simplemente no lo hay, intento  aprender algo de la situación adversa. Como me dicen en mi empresa soy demasiado positiva, pero porqué tengo que preocuparme en cuestiones que no me van a dar ningún tipo de satisfacción, todo lo contrario.

La vida es corta o larga, según se mire, pero no hay que desaprovecharla. Tenemos tanto en que fijarnos y disfrutar que muchas veces las hormigas no nos dejan ver los elefantes.