Aquí nada se tira

El otro día se me rompió una cuchara de madera, de las típicas de cocina. Como están de moda las agujas de punto y crochet de madera, le dije a mi marido que me hiciese uno, y ahí estamos:

Image

Por aquí no se tira nada:

Image

Y ahora ando recogiendo ramas para qué me haga esto:

supermegaagujas

Jajaaja, lo tengo loco

Trapilleando un rato

El otro día os conté que en aquella tienda tan chula de Murcia, la que me gustó tantísimo, compré Trapillo. Uno muy bonito a rayas pero luego al tejerlo el efecto es como veteado, con pintitas que quedan muy monas.

Como este verano me estrené  tejiendo este nuevo material para mí, un bolso tejí, el cual ya lo he utilizado varias veces. Busqué otra cosa.

Pero esta vez fui más práctica y  tejí una alfombra pequeña para el baño y con el sobrante una cesta para colocar mis cosas. He aquí como quedó:

Imagen

¿ Qué os parece ? Ya estoy pensando en combinaciones de colores para seguir con este nuevo material para mí.

Siguiendo el plan

De momento una de las cosas que estoy llevando a raja tabla en este comienzo de año es el lema: mierdas las justas.

Fijaos en el poco tiempo de año que llevamos, he podido echar de mi vida a unos indeseables y me siento la mar de bien. Me parece mentira por mi parte, pero creo que el que no me aprecia no debe recibir  mi aprecio,  ¿ no ? Es más la indiferencia es lo mejor que puede recibir y si se ignora mejor que mejor. Eso es lo que he hecho, exactamente. El ser humano puede ser bueno pero si esa bondad puede llevarte a ser tonta, pues mejor que no.

El plan orden en casa está funcionando perfectamente. De momento,  piezas pequeñas pero aún queda mucho por delante, así que poco a poco.

Una de los aspectos que cuentan para el orden es el tema lanas. Aparte del cuello que os enseñé, he hecho otro en tonos verdes, para mi hijo. Casi no le había tejido nada últimamente, así que bien se lo merece.

Además, con sobrantes, he podido tejer esta funda para mi tablet:

Funda tablet

Las noches son muy frías y al menos dormirá abrigadita, allí encima de la mesita de noche

Darme un ovillo y veremos

Entre pedido y pedido, estoy liquidando restos de lanas y lo estoy consiguiendo. La otra tarde en un descanso: con un ovillo de lana gruesa + un ganchillo o crochet gordo ( nº 8),  voilà: mi primera producción tejeril del año. Un cuellecito pequeño pero que bien me va a ir para no pasar frío

Cuello

A mí el momento crochet es un momento de relax total, creo que es de las pocas cosas que existen en este mundo que me relaja

¿ Habéis escrito ya vuestra carta a los Reyes ? Yo hace muchos, muchos años que no la escribo pero estoy pensando en escribirla y como una de la solicitudes primordiales que voy a pedir son muchos momentos de risa, para mí y para todo el mundo. Creo que necesitamos  sesiones de risoterapia  para que este país salga del desánimo general en que estamos

Espero que hayáis sido buenos, así recibiréis muchos regalitos de parte de los Reyes Magos

Feliz fin de semana a tod@s

Cuatro días pasan volando

Cuatro días de fiesta dan para mucho o para poco, según se mire. Pero lo que es realmente cierto es que pasan volando. Mucho más rápido que un día laboral.

Pues estos días, me ha dado tiempo a disfrutar con una cena entre amigos, con mucha comida, muchas risas y algunas botellas de Rioja que entraron muy bien con lo frías que están siendo estas noches.

Nos dió tiempo de una excursión a Rupit,  con otros amigos. De agradecer la lluvia caída estos días para poder ver un magnífico salto de agua, en un imponente y privilegiado paisaje. El camino estuvo resbaladizo, lleno de hojas caídas y barro. Pero lo más alucinante fue cruzarse en el camino con mujeres con tacones, o con botas de ante o de piel, y vestiditas con abriguitos de paño. Urbanitas fuera de su ubicación correcta.

 

Pude terminar los cojines nuevos, y a empezar una mantita. Como no de granny square, por que me ha dado por los cuadraditos esos, a ver si consigo utilizar las dos cajas de lanas sobrantes que tengo.

También nos dió tiempo a hacer la compra mensual, volver a comprobar como sube todo. Y a empezar a ver las tiendas llenas de decoración navideña. A despertar mi interés por este mes, que es uno de mis favoritos. Bienvenido Sr. Noviembre

¿ Qué tal os ha ido a vosotros ?

Ande yo caliente……..

He terminado unas zapatillas para estar por casa, hechas de ganchillo. Saqué el tutorial de una página, que grande es Internet, y las terminé un viernes del club ganchillero.

Aquí las tenéis, a ver que os parecen:


Lo cierto es que son muy calentitas, tanto  que me voy a animar a hacer unos calcetines. El invierno es muy frío, ande yo caliente ríase la gente.

¿ Eres de l@s que no te importa lo que opinen los demás y te atreves con todo o casi todo,  o al revés te importa la opinión de los demás ?

Crocheteando o sea ganchilleando…..

Me he dado cuenta que en época de crisis, el personal exprime el ingenio y  poliferan los hazlo tú mismo o el que se usa tanto do it yourself, con lo rico que es el castellano me pregunto para qué necesitamos tanto anglicismo.

Ahí va el mío:

– Materiales: vaso promocional, restos de lanas sobrantes y ganchillo

– Resultado, un bote de pinceles nuevo:

Con los nuevos tonos que le estoy dando a  mi tallerestudiopinturacuartodeplanchasaladeproyección,  le va a ir de maravilla. Aunque no sólo he hecho ésto, en el frío fin de semana. ¿ Cómo habéis gastado vuestro finde ?

Mirando al cielo

El frío ha llegado este fin de semana. Nosotros pasamos viernes y sábado de cumpleaños familiares. Pero el domingo fue de otro estilo. Apetecía estar en casa.

El programa del tiempo de televisión, debería estar prohibido para los niños. En especial si los meteorólogos se equivocan. Anunciaron nieve para la noche del sábado al domingo, a cotas bajas ( 200 m).  Todo apuntaba a ello, el día fue gris, las temperaturas bajaron en picado y las nubes invadieron el cielo.

Cuando hay niños en una casa, la ilusión es inmensa, así que en domingo a las 7.30 de la mañana se levantan. Lo primero que hacen es abrir la persiana para ver si las calles están cubiertas del manto blanco. Despertando a todos, por supuesto. Pero no, se habían equivocado y las calles eran grises como todos los días. Lo malo es que yo los domingos los quiero para dormir, al menos una hora más.

Esperando una pequeña nevada y mirando al cielo, nos pasamos el domingo. Yo mientras, para no perder el tiempo, acabé un gorro y un cuello del color que menos me gusta pero que seguro estrenaré esta semana que va a ser fría, muy fría. De paso hice unos pendientes para no aburrirme.


¿ Cómo ha sido vuestro fin de semana ? ¿ Habéis visto nieve cerca ?

Atípico invierno

Puedo confirmar que soy la proveedora oficial de mi familia en accesorios invernales. Es decir gorros,  bufandas y cuellos,  con ganas de aprender a hacer calcetines y manoplas, también.

Aquí a la izquierda, una muestra de los trabajos que voy haciendo, esencialmente por la noche, mientras leo y comento vuestros interesantes blogs.

Lo malo de esto es que en este atípico invierno, con temperaturas tan suaves, tan sólo he podido colocarme un día un gorrito. Lo mismo les pasa a  mis hijos. El colmo de una tejedora, pasar un invierno sin frío casi. Así que esperando una semana que se anuncia como fría, tengo preparaditos mis gorritos y bufandas. Pero de momento el frío no es tan intenso, como anunciaban

¿ Cómo son los inviernos por donde tú vives ?

Por cierto, si queréis pasar un invierno light venir hacia Barcelona. Cuando hay borrascas o bajadas de temperaturas en el país, da la sensación  que pasan de largo de aquí. ¡ Y yo quiero rodearme de lanas !

Matando el tiempo

La vida de ama de casa no va conmigo, en cuanto aparece alguna excusa para salir de casa, la aprovecho, es decir me apunto a un bombardeo.

El viernes por la tarde, comencé un taller de punto. Nos hemos juntado varias mujeres de edades distintas, entre 30 y 60 años, para tejer. Ganchillo o dos agujas, da  lo mismo.

Lo realizamos en la cafetería que hay en  la esquina de mi casa, nos juntamos unas cuantas mujeres, mientras degustamos tés o cafés, con la excusa de hacer punto, pero con ganas de comunicarnos.

Hablando de todo y de nada, a la vez, aprendí a tejer con los dedos. Totalmente recomendable para entretener a los niños. Ultrarápido para las impacientes, en tan sólo  una hora le hice a mi hija un cuello, uniendo diferentes cordones, tejidos con cuatro de mis deditos. Estoy pensando que algún día se lo voy a “robar” y me lo voy a colocar.

Hasta me dió tiempo a aprender un nuevo punto, ya he comenzado un gorrito para mi hija. En realidad es una copia de uno que vimos en una tienda, el sábado por la tarde. Será mi entretenimiento nocturno mientras os leo y escucho de fondo la televisión. Me parece que voy a usar el mismo método del cuello y me lo voy a colocar.

Creo que no estuvo mal la tarde, total . . . . . . . para matar el tiempo