Del rojo al gris

Esta mañana me he preparado para desayunar un bol de fruta fresca: fresas, arándanos, frambuesas y plátano. Un cóctel de vitaminas naturales, según los libros que estoy leyendo de alimentación sana. Además de un color rojo subido que hace subir el ánimo. Otra forma de alimentar es la vista, a más color, más fuerza me transmite. Y además hoy que es lunes.

0A09998F-CAF5-442A-B697-C3C5C27D4E2D.jpeg

Me disponía a salir tan contenta de casa, cuando ya en la calle, el color gris me rodeaba por completo:

532C3E75-BFA5-4B5F-8AF2-4650236FAA5E

Y es que la vida es así, del rojo intenso puedes pasar al gris triste, en un pequeño instante.

(reflexiones de un lunes)

Anuncios

De pelis

Tengo un hijo adolescente. Con todo lo que se llega a escuchar, para mí la adolescencia de mis hijos no la planteo como un problema, sino como una época en la vida. Y en la vida pasamos por muchas y diferentes épocas. No voy a negar que la infancia de nuestros hijos es una etapa bastante fácil, por mucho que nos inunden a consejos y formas de actuar. Como dice una amiga mía, vivir como madre la infancia de tus hijos es la etapa Disney. Coincido con ella pero vivir la adolescencia de tus hijos es una fase que nos pone a prueba, nos sorprende y nos enriquece a cualquier madre. En todos los sentidos, tanto en lo bueno como en lo malo. Estamos en ese periodo de tiempo en que no debemos ser padres estrictos ni debemos ser sus colegas, es un equilibrio dificil de encontrar y llevar.

Con todo esto quiero decir que mi hijo como muchos chicos de su edad tiene un montón de hobbies típicos de adolescente.  Pero hay un tic de él que me sorprende. Y creo saber de que progenitor lo ha heredado (me, of course) Pues ese tic es ver películas con temas profundos. Cuando hablo de profundos son pelis que transmiten un mensaje. No solo el cine americano de aventuras, del cual es fan también, sino películas con un fondo que traspase la pantalla.

La última  que vimos en sábado de palomitas y cine fue: The lady and the van. Un filme que me gustó muchísimo sobre la vida de una anciana vagabunda en una furgoneta. La actriz principal es la maravillosa actriz Maggie Smith, todos los papeles que hace esta señora, me encantan.

Sé que es muy difícil que los chavales sientan algún tipo de atracción por pelis de este tipo, pero a veces da la casualidad que por la temática se sienten atraídos y es la excusa perfecta para que vean buen cine. Algunas veces sale bien y otras no tanto.

 

The-Lady-in-the-Van

Más librerías, por favor

Vivo en una localidad muy cercana a Barcelona, de más o menos 38.000 habitantes.

Pues en toda la localidad no tenemos ni una librería  exclusiva de libros. Es decir que sólo se dedique a la venta de libros. Papelerías-librerías hay, creo yo, unas tres. Combinan la venta de material escolar y de manualidades con un mini espacio para los libros.

Pero lo que sí que abunda son centros de estética y depilación, y también dentistas. En unos años vamos a tener los niños con mejores sonrisas del mundo, gracias a los aparatitos para corregir malas dentaduras, que casualmente casi todos tienen. Pero ¿ qué nivel de cultura tendrán?

Lástima que cada día se priorice más la estética que la cultura, que se viva de la imagen de fuera en lugar de cultivar nuestro interior. Nunca fue tan fácil acceder a la cultura, y cada vez veo menos interés por parte de todos. Lo que hubiesen dado muchos de nuestros antepasados por vivir en esta época.

Si hemos vivido una crisis económica, con pobreza social, también estamos viviendo la pobreza intelectual. Una pena.

 

 

Estoy sensiblera

Sobre las tres menos cuarto volvía hacia la oficina, tras el rápido descanso de una hora para la comida. Pues bien a esa hora siempre me encuentro una vorágine de niños que se dirigen hacia el colegio (está de camino a mi oficina desde  mi casa).

Este mediodía había un grupo de niños y niñas subidos a un banco contemplando,  entre chistes y risotadas, el espectáculo de ver una paloma aplastada en el asfalto por algún coche. La escena era bastante salvaje, el pobre animal era un amasijo de sangre y plumas, según pude ver de refilón porque no quise fijarme mucho en esa desagradable visión.  EL juego consistía en aclamar que algún vehículo aplastara aún más al animal.

Quizás hoy estaré sensiblera pero a veces me parecen tan crueles los niños. Y éstos son los que me pagarán a mí la jubilación ?!?! 😉  Mucho asquito me dan.

Como decimos por aquí “quin jovent, quin jovent!!!” ( que juventud, que juventud!!!)

 

El bien más preciado: el tiempo

En la actualidad el bien más preciado para mí es el tiempo. El dinero lo puedes perder pero también lo puedes recuperar, como todo lo material. El tiempo no. Todo el tiempo que vayas a perder en tu vida, jamás será recuperado.

Con esa doctrina estoy intentando no perder mi tiempo innecesariamente. Por ejemplo voy a retomar todos los temas que me hacen feliz.

Tengo una jornada partida de 8 horas en una oficina, en la cual podría estar 6 seguidas y me sobraría tiempo. He intentado mejorar mi horario pero lucho con una  propietaria anciana que lo necesita de verdad es  a un auxiliar de geriatría más que a una secretaria o  administrativa. Pero aún sabiendo que mi tiempo libre es escaso, mi principal propósito este año es hacer lo que me hace realmente feliz. Escribir en el blog, pintar o dibujar, y leer.

¿Creéis que conseguiré invertir mi tiempo en mi propia felicidad ? No voy a pensar lo intentaré., voy a pensar lo haré.

 

Libreeeee

Estoy feliz y contenta porque estoy libre hasta el lunes. Cinco días sin pisar la oficina, que es mi oficina de locos.

Libre para adornar la casa de navidad discutiendo con mi preadolescente  y mi   adolescente total, libre para recorrer las tiendas en busca de los regalos y libre para hacer los encargos de las comidas navideñas. Libre para limpiar y limpiar la casa. Libre para a ver si me da tiempo de encontrar alguna pieza de ropa que me guste y pueda estrenar. Libreeeee para hacer tantas cosas en tan poco tiempo que lo voy a disfrutar, es decir a estresarme aún más.

En definitiva libre para disfrutar de cinco días sin pisar la oficina.

Y como comienzo de las navidades, ahí va una canción muy, pero que muy ñoña que me hace recordar cuando de verdad era LIBRE, en mayúsculas:

Mi salvación

Desde el mes de junio tenemos Netflix en casa. A petición de la adolescente y el pre, los papis decidimos darles el capricho.

Os diré que la idea no me entusiasmaba demasiado pero a día de hoy, soy muy, muy, muy pero que muy fan.

En estos momentos el nivel de manipulación televisiva, hacia el telespectador,  es tan alto que para no ver televisión me he pasado a Netflix. Cuando quiero o como quiero, veo lo que me gusta.

Y no penséis que paso del tema político actual, noooo,  para nada. Simplemente sé lo que pienso e intento que me manipulen lo mínimo, tanto por la vía televisiva, la radiofónica, la vía de prensa escrita o por la vía de las redes sociales. Creo que es un tema que debería tratar profundamente o simplemente pasar.

Volviendo a Netflix. Desde junio, en casa mis hijos han descubierto por qué me encantaba ver Friends. Han podido revivir como yo era de fan. Este verano nos hemos visto todas las temporadaso. Lo han disfrutado y yo lo he disfrutado como el primer día. La de cientos de veces que he visto la serie y no pierde una pizca de gracia. Imaginar que hasta tengo la colección de DVDs. Para mí es una de las mejores series de todos los tiempos.

friends1.png

Otra serie que he descubierto y me encanta por lo real, por lo verdadera y por romper tópicos. Os hablo de Una familia unida. Serie sueca que recomiendo totalmente porque es como la vida misma. Y los suecos no aparecen tan lógicos como suelen aparecer. Sólo hay que ver la familiar protagonista y los psicoanalistas.

Una-familia-unida-castellano

 

Mi hija me ha hecho descubrir una serie muy de moda: Strangers things. Ya voy por la segunda temporada. Viéndola compruebo que tiene muchos tics de otras series o películas de los 80-90: E.T., Los Goonies, Encuentros en la tercera fase, Tween Peaks, y hasta la tipografía me recuerda Star Wars. Estoy tan enganchada, que el otro día vi en Zara un maniquí calvo con ropa de niña y me recordó a Eleven 😉

maxresdefault

Y dejo para el final la última serie, la mejor. La que no puedo pasar un día sin que vea un capítulo. Seguro que much@s ya la habéis visto pero yo no soy muy aficionada a la tele. Bueno realmente lo que no me gusta de la televisión son las  horas de publi. Ahí  va Downton Abbey.

1417743993067

Ahhh y se me olvidaba una serie muy tonta pero fue la primera que vi y me hizo mucha gracia, lo que se agradece últimamente: Santa Clarita diet. No recomendada a mentes sensibles.

Cuáles son vuestras series favoritas ?

Ansiosa que es una.

Llevo una semana durilla. Hace 8 días que volví de vacaciones y la jefa ya está irritando al personal.

Pero esta tarde se está mejorando:

Ahora mismo, 14:50 me dirigía hacia la oficina, veo una ventana con un catálogo de Ikea. Uy, tenía que haberlo cogido, sigo con mi paso rápido. Veo un buzón, uuuy y si lo tomo prestado. Paso tres buzones ajenos más. Y allí al fondo veo al repartidor. Muy amablemente le pido uno y muy amablemente me da uno.

Llego a la oficina y en el buzón había tres catálogos.

Cuando llegue a las 18:30 a casa, seguro que me encuentro un cuarto en mi buzón.

Que ansiosa soy y que tendrá el catálogo de Ikea que nos engancha tanto.

21433617_173414269739570_3694610105870843904_n(1)

 

Por cierto que si no os llega, a partir de octubre se puede solicitar: http://www.ikea.com/ms/es_ES/campaigns/conseguir-catalogo-ikea/index.html

Feliz Año Nuevo

Sí, sí, no me he vuelto loca, para mí Septiembre es como comenzar un año nuevo.

Siempre he considerado este mes como el comienzo de todo. Nuevos  proyectos, nuevas ideas, una temporada nueva en todos los sentidos. Tanto en casa como en la empresa, trabajo en una empresa que inicia  la campaña fuerte por estas fechas. Además este último cuatrimestre comenzaré un nuevo reto laboral.

En definitiva dar un cambio a  la rutina del día a día  con nuevas ideas para que se nos haga menos cuesta arriba y menos aburrido.

Todo ello con las pilas cargadas, muy cargadas tras un mes de vacaciones (a veces me parece excesivo un mes, pero que no se enteren por aquí).

En definitiva una época de renovación total.

Septiembre eres bienvenido aunque a veces seas un mes un poco odiado.

Vosotr@s  odiáis o amáis al noveno mes del año?