A veces cuando me aburro restauro

Creo que nunca os he contado mi afición a restaurar muebles viejos o antiguos a punto de de ser desechados.

Tiempo atrás llegó hasta mis manos una mecedora que estaba a puntito de  ser enviada al contenedor de la basura.

Nada más verla, me la imaginé en mi cabeza de una manera distinta, así que manos a la obra……

Con unas cuantas capas de pintura, siguiendo el consejo de una amigo pintor, así la he transformé y así ha quedado otro rincón de lectura, otro más, en nuestro salón:

Ya de paso os enseño como han quedado el cojín de creación propia que hecho, aprovechando tela comprada el día que me volví loca en una tienda de telas a granel, en concreto a peso.


Aparte del cojín, tapizar unas sillas, también aproveché para crear una plantita que ni me pide agua ni abono

Ahora tengo en espera otro proyecto pero va a tener una espera algo larga.

 

20 pensamientos en “A veces cuando me aburro restauro

  1. Que bonita ha quedado la mecedora! Mi madre también restaura muebles y a veces yo misma he recogido sillas y alguna butaca de sofá para ella.
    Me ha encantado el cactus que no necesita agua, genial!
    Besos.

  2. Tengo una mecedera igual, que mi madre se encontró en la basura y que está pendiente de restaurar. Lo malo es que a la mía hay que ponerle la rejilla, ya hemos preguntado y cuesta una pequeña fortuna. Me encanta como queda en blanco.

  3. Te ha quedado un rinconcito precioso con la mecedora, el cojín y el cactus inmortal (creo que voy a tener que copiarte esa idea xD).
    Si yo tuviese que arreglar un mueble entero liaría un estropicio de aupa, segurito!

    Besos!

  4. jolín, chulísima! la mecedora era chula pero en blanco me encanta! y el cojín le acaba de dar el toque.. eres maga!!

    (la maceración en vinagre yo también había oído hablar pero nunca la había hecho y el otro día la busqué en internet: 500 gr de fresas o fresones, dos cucharadas de vinagre de vino blanco, también puede ser de manzana y seis cucharadas de azúcar. El vinagre no aporta el sabor (pasadas unas tres horas, como mínimo) sino que ayuda a que las fresas echen fuera su jugo, que con el azúcar deja una especie de almíbar delicioso!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! )

    lo de la pimienta no lo había oido!! investigaré!

    besos

    • Gracias, ojalá fuera maga. Quizás no pega con los muebles oscuros del salón pero a mí me gusta mucho mezclar muebles y colores
      Lo de las fresas a la pimienta lo voy a hacer, tienen que estar deliciosas

  5. Me encanta como te ha quedado el rinconcito de lectura. La mecedora en blanco queda chulísima. Ya tengo ganas de ver ese proyecto que va para largo. En fi, esperaré!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s