A 220 por hora

En mi época de estudiante, yo solía ser la primera en terminar un examen. Pero me daba corte entregarlo y me esperaba, fingiendo que lo repasaba,  a que otro fuera el primero en entregarlo. En la actualidad me ocurre lo mismo, pero no me importa ser la primera en entregar.

Cuando estoy en clase y la profesora nos indica hacer un ejercicio, no es que termine la primera, es que cuando mis demás compañeras han terminado, yo he terminado, además, con el segundo ejercicio.

Al caminar mi ritmo es siempre rápido aunque no lleve prisa, es más me molesta mucho caminar con personas que considero lentos, lo saben muy bien mis pobrecillos hermanos.

Mi marido me dice siempre que parece que lleve un petardo allí donde termina la espalda y que debería descansar, yo le contestó que descansaré cuando esté en la tumba.

Para mí la siesta es odiosa, en realidad dormir me parece una pérdida de tiempo.

Mis amigas se sorprenden cuando les digo que una de las cosas que más echo de menos de trabajar es el ritmo de prisa que llevaba en aquella época.

Y ¿ Por qué os cuento todo esto ? Por que el otro día, mi compañera de al lado, me dijo que la estresaba, si me conocieran  que pensarían su marido y su hija, que creen que ella estresa.  Pobre ilusa, y eso que conoce mi lado light.

Feliz fin de semana a tod@s, en especial a todas las madres

16 pensamientos en “A 220 por hora

  1. ja ja Yo también soy un poco “espídica”…ESO DE frenar no es lo mío (Me he reido con lo de dar el examen la primera…yo también me esperaba jaja ) Un beso

  2. Tu me has definido 🙂 te entiendo perfectamente, ¿dormir? bueno, mis 15 minutos de siesta son sagrados, pero el resto del tiempo tengo que estar haciendo cosas, y cuanto más estresada estoy, más disfruto. Igual resulta masoca, pero es así.

    Por eso siempre ando metida en mil proyectos de manualidades, labores, fotografía… así soy yo!!!

    Feliz fin de semana

  3. Por aquí otra que se ha sentido identificada. El tema de las clases es que me desespera, no entiendo qué hace la gente durante taaaaaanto tiempo!!
    Antes era así también: corriendo a todos sitios, siempre acelerada… pero con los años he aprendido a ser más sosegada y a no imponer mi ritmo a los demás. No es que no haga cosas y me siente a verlas pasar, en realidad no paro en todo el día, pero cosas como tejer, leer, escribir o estudiar para mí son más relajantes que otra cosa.
    Hoy tengo el cerebro medio off, perdón por las incongruencias 🙂
    Besos!

  4. Jajajaja! Buenísimo lo del petardo en el culo! Eso me decían mis padres de pequeña y jovencita! Pero con la edad y por fuerza mayor (mi salud) me he ido tranquilizando.
    No me extraña que tengas amigas que se estresen, jeje! Pero tú ni caso, seguro que ellas a ti te ponen de los nervios!
    Besos!

  5. Veig que som del mateix estil!!! A mi a la Universtitat hem deien “colita veloz”, portava cua i anava depressa……. I a mi tb hem posen una mica nerviosa les persones que van lentes, o més aviat, massa lentes… encara que amb el temps he après ha tenir més paciència 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s