Hoy deportiva

La vez que más orgullosa me sentí de mi país,  fue cuando Barcelona celebró los Juegos Olímpicos. Cuando fue nominada al oír el nombre de mi ciudad como organizadora de tal evento, me emocionó enormemente. Describir la alegría que sentimos los de la ciudad es bastante difícil.

Os cuento esto, por que en la Noche de los Museos, visitamos el Museo Olímpico y de Deportes Juan Antonio Samaranch, por recomendación de mi hija que ya lo había visitado con el colegio. Y yo nunca me había parado a pensar que existía un museo con dicha temática.

El museo en sí es chiquitito, pero a los niños les va a gustar, segurísimo. Las tarifas son asequibles y eso es de agradecer: adultos 4.50 euros,  estudiantes 2.60 euros,  los niños menores de 14 no pagan. Aunque la noche que lo visitamos era gratuito.

Volver a ver objetos de aquella fiesta, de la cual ya han pasado casi 20 años ( oh, Dios mío!!), me volvió a emocionar.

Aquí os dejo con algunas imágenes:

Deportivas de Sebastian Coen y Lance Armstrong

Deportivas Martina Navratilova, al fondo de Arantxa S. Vicario

Mis manos y pies no son nada deportivas

Los vestidos son los utilizados en Pekín

Espero que os haya gustado esta visita virtual