Hoy de políticos

No os asustéis que no pienso hablar de política, pero sí de políticos. Y no pienso decir mi color político por qué más de un@ se iba a asustar.

Pero sí que quiero hablar de los políticos y/o políticas.

A ver, ¿ qué polític@ os da mejor rollo ? Sí ya sé que hoy en día es muuuuy difícil dado el nivel tan bajo que tenemos, creo que la categoría política está bajo cero.

Os hablo como personas, la imagen que transmiten. Yo desde que vi bailar en una campaña a Miquel Iceta, me da buen rollo. Lo veo como una persona feliz, con todo lo que está cayendo. Feliz y sin complejos. En contraposición la imagen de Felipe González me da mucha, mucha pero mucha grima.

 

 

 

Bendita rutina

La vuelta a la rutina no es vuelta hasta que los niños no vuelven al cole. Aunque haga un mes que hayas vuelto a tu trabajo, si eres afortunad@ de tenerlo, hasta que no los ves entrar por la puerta del colegio, la rutina no se impone en casa de uno.

Y ayer, por fin, volvió a esta casa. En mi modesta opinión volver un 15 de septiembre a las aulas, es un pelín demasiado tarde. Quizás esté equivocada y hay alguna voz entendida sobre el tema que quiere darnos otra visión, si es así adelante su opinión.

Por otro lado, volver a la rutina es volver a encontrarme con los mismos que me encontraba antes de Septiembre, a la hora de salir a correr. Unos corren, otros andan y otros van en bici. A mí me entretiene entre canción y canción ir re-bautizándolos. Por ejemplo, me encuentro con Sr. Loro, ni idea de su nombre pero su apodo viene dado por que es un sesentón de piel morena, que viste camiseta color verde loro claro y pantalón verde loro oscuro. Luego me encuentro con la Sra. Poltergeist, os acordáis de la película ? aquella señora que intenta sacar a la niña del televisor, pues ésta es clavada. También está los Señores Matrimonio, ni ella ni él hablan ni una palabra mientras salen a hacer ejercicio, calculo que deben llevar mínimo 25 años de casados. Por último, la Sra. Realmente Atleta, no  como yo. Piernas y brazos fibrados y musculados, que yo no conseguiría ni  con 50 años de ejercicio.

Y hay más algunos más que cada mañana a la misma hora, nos cruzamos por el camino del colesterol, pero otro día más.