Hablando de ser madre

Nunca me han atraído demasiado los niños, de hecho antes y todavía ahora me atrae más un cachorro de perro que un bebé. Aunque con los años, los bebés provocan en mí una oleada de ternura, mezclada de melancolía. Pero claro cuando hablo de niños, mis hijos es diferente, por ellos pierdo el mundo de vista. Muchas veces soy una madre atípica, pero que sufre, se sacrifica y es feliz con sus hijos, como cualquiera de las madres que me lee. No sé si soy buena o mala madre, me da igual, no me lo planteo. Sólo sé que me esfuerzo a hacer lo mejor.
La típica llamada de ser madre nunca la entendí, ni se produjo en mí, ni en varias amigas y familiares que tengo. Al igual que nunca comprendí el hecho de tener hijos porque la sociedad así lo espera (conozco muchísimos casos) ¿¿¿ Cómo ??? O sea una idea muy machista de lo que es ser mujer, simplemente como objeto de reproducción.
Pero aún dando estos antecedentes, confieso que no entiendo ni entenderé nunca a las políticas que no toman las miserables 16 semanas de baja maternal, ojo que no son dos meses, que tenemos en este país.  Algunas ni un mes disfrutan de su bebé. Yo me pregunto para qué quieres tener un hijo si los primeros días de su vida no va a disfrutar él de tu presencia ni tú de la suya. Para eso quieren ser madres ?? No lo entiendo. Aparte del flaco favor que nos hacen a las simples trabajadoras de 8 horas que batallamos en como disfrutar de nuestro recién nacido, con la intendencia, logística de nuestra casa y de nuestra familia. Sumando a eso, la montaña rusa en la que se convierte nuestro corazón al tener que volver al trabajo con ese sentimiento de culpabilidad cuando tienes que volver al mundo laboral.

Deberíamos hacer algo para conseguir una baja de maternidad de más duración porque son de vergüenza 16 semanas. Hemos de luchar por ello.

En fin, he dicho.

Anuncios

Un pensamiento en “Hablando de ser madre

  1. Tienes toda la razón.
    Cuando yo tuve mi primer hijo en 1975, me dieron apenas unas semanas que me parecieron nada.
    Luego en mi lugar de trabajo, no me permitían moverme o llegar tarde, las consecuencias absolutamente nefastas. Ahora pienso que debería haber pedido unos años de excedencia, pero como la vida solo se vive una vez…
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s