Estoy sensiblera

Sobre las tres menos cuarto volvía hacia la oficina, tras el rápido descanso de una hora para la comida. Pues bien a esa hora siempre me encuentro una vorágine de niños que se dirigen hacia el colegio (está de camino a mi oficina desde  mi casa).

Este mediodía había un grupo de niños y niñas subidos a un banco contemplando,  entre chistes y risotadas, el espectáculo de ver una paloma aplastada en el asfalto por algún coche. La escena era bastante salvaje, el pobre animal era un amasijo de sangre y plumas, según pude ver de refilón porque no quise fijarme mucho en esa desagradable visión.  EL juego consistía en aclamar que algún vehículo aplastara aún más al animal.

Quizás hoy estaré sensiblera pero a veces me parecen tan crueles los niños. Y éstos son los que me pagarán a mí la jubilación ?!?! 😉  Mucho asquito me dan.

Como decimos por aquí “quin jovent, quin jovent!!!” ( que juventud, que juventud!!!)

 

Anuncios

2 pensamientos en “Estoy sensiblera

  1. ¡También lo dijeron de nosotros nuestros padres y abuelos! Animo… ibas de camino a la oficina. Seguro que si hubieras ido de compras, peluquería o con las amigas habrías reparado menos en los niños (que crueles han sido siempre solo que ahora no les llueven collejas y nadie les dice lo que está bien o mal)

    • Lo se sensiblera era pura ironía. Me hubiese fijado igual si hubiese ido con amigas. Pero es justo lo que dices que nadie les dice lo que está bien o no. Y además se ha de ver a los niños como angelitos cuando no todos lo son.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s