No hay mal que cien años dure

Últimamente mi mantra es la frase que titula este post: no hay mal que cien años dure, no hay mal que cien años dure, no hay mal que cien años dure . . . 

Aún siendo una persona super, mega, hiper positiva, la tensión y la presión que estoy sufriendo en mi mundo laboral a veces pueden conmigo aunque no lo demuestre. Y tampoco lo muestro por aquí ya que actualmente la vida en internet se ha convertido en mostrar al mundo lo inmensamente feliz que es uno.

Así que intento buscar válvulas de escape o micro momentos de felicidad. Y un instante de máxima felicidad es ver cuando llego a casa a partir de las 14 h, ver a mi Jumpy asomado al balcón esperando mi llegada:

5659BA29-81B4-425E-A576-185979D2B76C.jpeg

Os he hecho un efecto lupa para que lo veáis.

Saber que le importas a alguien  sin esperar nada a cambio es lo mejor del mundo.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s