El futuro próximo

No sé si quien me lee tiene hijos adolescentes o preadolescentes. Creo que quien tenga, seguro que coincide conmigo.

Yo tengo uno de cada, un pre y una adolescente. Y algunos de sus amigos me siguen en Instagram y en Facebook, pero no por que  les interese lo que yo hago o escribo, noooooooo que va. Simplemente para que yo los siga y así tienen más seguidores.

Si son buenos ( léase en forma irónica)  sus postureos, su forma de colocarse ante la cámara, sus guiños, besos, signos de victoria, etcétera, etcétera, etcétera. . . . lo mejor, lo mejor de lo mejor son sus frases ja,ja,ja,ja,ja me parto.

PERO QUÉ LES PASA A ESTOS CHIC@S FUTUROS HOMBRES Y MUJERES ??? Si no habéis leído sus “pensamientos” os invito a hacerlo, un melodrama como título/ pie de foto, un intento de filosofía, barata eso sí muuuuy barata, un sentimiento a flor de piel, un sufrimiento que tienen, una tontería que tienen encima como adolescentes, ejemplos: relevante como el viento que transporta sentimiento, si te pierdes mírame y te encontrarás, vive este momento porque morirá por siempre, el tiempo es un ladrón y el amor un accidente, encontré mi lugar en el color de tus ojos  y no sigo que soy muy sentimental y me pongo a llorar. Mira que yo escribía tonterías en mi carpeta del instituto pero ellos me ganan.

Yo pienso  y recapacito, y éstos son los que nos pagarán las pensiones ???

😉