Que la vida sólo pasa una vez

Este año me  he propuesto que sea mi año y como decía la frase.  los pequeños cambios son poderosos.

Así que este fin de semana he convencido a mi amiga de que los trajes de nuestras niñas del año pasado nos podían caber, de hecho les compramos una talla adulta. Y junto a un corpiño, tras más de 20 años sin disfrazarme ahí va eso:

Imagen

Fin de semana de risas, comparsas, bailes, amigas con buenas meriendas y cenas

¿ Qué tal tu fin de semana ? ¿ Te has disfrazado ?

Los fin de semana son para vivirlos

Lo bueno de vivir cerca del país vecino es que en menos de 3 horas, por carretera, ya estás en el país francés.

Así que hemos gastado el fin de semana en visitar Carcassone, que ya conocíamos pero no en época navideña. Es un pueblo conocido por su  ciudadela medieval amurallada, la cual realmente vale la pena visitar.

Carcassone 1
Pasear por sus calles es transportarse a otra época. Quien sabe cuántas historias habrá visto y vivido toda esta arquitectura

Por la zona moderna, pudimos visitar su mercado navideño:

Carcassone3

Un mercado navideño muy bonito, donde se podía encontrar todo tipo de atracciones, como los típicos puestos de feria, paseos en carreta y hasta una pista de patinaje sobre hielo:

Carcassone5
Al menos la animación navideña se notaba por las calles y entre sus gentes. En mi mini-ciudad no hay ni un puesto navideño y las luces que alegran las calles cada vez son menos, a eso le añado el desencanto y desánimo de la gran parte de ciudadanos. Con la gran mayoría de las personas que hablo me dicen lo mismo, la navidad les apetece poco o nada. Pero a veces hay que hacer un esfuerzo, por lo menos por las pequeñas personitas que tenemos junto a nosotros

Si os fijáis las calles estaban repletas, por ahí ando yo, a ver quién me descubre

Carcassone4
Hasta un concierto de Navidad pudimos ver, en un lugar idóneo, una iglesia

Carcassone2

Así hemos gastado nuestro fin de semana, en un lugar sacado de un cuento
c
¿ Cómo ha sido el vuestro ?

Cuatro días pasan volando

Cuatro días de fiesta dan para mucho o para poco, según se mire. Pero lo que es realmente cierto es que pasan volando. Mucho más rápido que un día laboral.

Pues estos días, me ha dado tiempo a disfrutar con una cena entre amigos, con mucha comida, muchas risas y algunas botellas de Rioja que entraron muy bien con lo frías que están siendo estas noches.

Nos dió tiempo de una excursión a Rupit,  con otros amigos. De agradecer la lluvia caída estos días para poder ver un magnífico salto de agua, en un imponente y privilegiado paisaje. El camino estuvo resbaladizo, lleno de hojas caídas y barro. Pero lo más alucinante fue cruzarse en el camino con mujeres con tacones, o con botas de ante o de piel, y vestiditas con abriguitos de paño. Urbanitas fuera de su ubicación correcta.

 

Pude terminar los cojines nuevos, y a empezar una mantita. Como no de granny square, por que me ha dado por los cuadraditos esos, a ver si consigo utilizar las dos cajas de lanas sobrantes que tengo.

También nos dió tiempo a hacer la compra mensual, volver a comprobar como sube todo. Y a empezar a ver las tiendas llenas de decoración navideña. A despertar mi interés por este mes, que es uno de mis favoritos. Bienvenido Sr. Noviembre

¿ Qué tal os ha ido a vosotros ?

Poco a poco el otoño va llegando

Este largo fin de semana, da la sensación que ha llegado. Las temperaturas han bajado, la lluvia ha llegado a ratitos. Que mejor que salir a saborear todo lo referente a esta estación. Simplemente con un recorrido visual y ya estamos de pleno en Otoño.

Las hojas se empiezan a acumular:

Pasamos de los refrescos a otro tipo de bebidas:

Comienzan a apetecer los dulces:

Se hacen otro tipo de deportes:

Se disfruta de otro tipo de paisaje. No se percibe del todo bien, pero la magia del momento fue tan intensa que hasta los niños enmudecieron. Estar en un bosque envuelto en una lluvia de hojas caídas es lo que tiene, pura magia

En definitiva, las vistas se empiezan a deleitar con la llegada del color ocre:

¿ Qué tal vuestro fin de semana ?

Congelada

Este sábado por la noche, como por arte de magia, pasé de 24ºC a -12ºC. La noche era agradable y la temperatura en la calle también lo era. Pero como necesito que  verdaderamente llegue el otoño, me dije que mejor para una noche cálida que buscar fresquito, así que rumbo al bar de hielo de Barcelona. Rumbo a Ice Bar.

Nada más entrar te entregan un anorak para no pasar frío, y unos guantes. En un  principio no lo sentía,  pero seguidamente el frío se nota.

Todo, absolutamente todo, está congelado, hasta los asientos:


Los que tenían pieles para calentar las posaderas no estaban libres. Yo alucinaba con las mujeres que entraron con sandalias al recinto, muy familiarizadas con el frío debían estar para poder soportar la temperatura. Yo no puede soportar más de veinte minutos dentro de la cámara.

La decoración es totalmente acorde con el tema:

Fue  una forma diferente de disfrutar de la noche del sábado en Barcelona. Por cierto, por la zona que está repleta de restaurantes y

 clubs lounge, poco se escuchaba de castellano o catalán. Estaba llenísima de turistas extranjeros

Un fin de semana cualquiera

En casa no somos muy religiosos, yo fuí a un colegio laico y mis hijos igual. En casa de mis padres la religión tampoco era la base de nuestra vida. Pero si que había muchísima fe, devoción diría yo, por la Virgen de Montserrat.

Yo no es que siga el ejemplo pero sí que tengo un especial cariño por esta Virgen. Y confieso que cuando estoy en una situación difícil siempre me acuerdo de ella. De vez en cuando paso por su santuario a visitarla.

Pero como más me gusta verla es bajando a la cueva, donde la encontraron, para poder verla de forma más directa y sin demasiada gente

Podéis comprobar la diferencia de visitar el templo y adorar la imagen, eso sí repleto de gente

El camino es un ratito de bajada y un ratito de subida, y por el camino uno se va encontrando los misterios de Jesús. Aunque una es poco religiosa y menos practicante, aún recordé alguno para ir explicando a mis hijos por el camino. Y muy bien que resultó por que según me dijo mi hija le había servido para conocer la vida de Jesús sin tener que hacer la catequesis


En fin,  eso fue en un fin de semana cualquiera

Todos los ríos van al mar, pero el mar no se desborda

Se acaba Mayo pero cualquiera diría que estamos en  pleno verano, con los días tan soleados que estamos disfrutando.

Como  ha sido este fin de semana, en el que  he visto muchos vehículos flotantes:

Hasta La Perla Negra, hemos visto:

Cada uno disfrutando a su manera:

Como me gustaría mirar hacia el horizonte como ellas, sin complicaciones ni expectativas para el día de mañana:

Y por último la joya de la corona, creo que es la primera vez que veo en directo un submarino:

Todas las fotos fueron tomadas en Palamós

 

Noche en el museo

Este pasado sábado por la noche, se celebró la Noche de los Museos. 52 museos de Barcelona y el área metropolitana abrían las puertas de forma gratuita, desde la 7 de la tarde hasta la 1 de la madrugada. Al igual que en Barcelona, también en otras ciudades de España se celebró esta Noche de los Museos, asimismo en diversas ciudades europeas.

Así que el sábado, aprovechamos para salir, toda la familia, a visitar Museos. Comenzamos por el Caixaforum, a ver dos exposiciones a las que quedaban muy poco tiempo de exposición. Entramos con luz de día y salimos cuando comenzaba a anochecer

Seguimos a por otro, en total queríamos ir a varios museos. Aunque el primero de la lista tuvo que ser tachado por que la Fundación Joan Miró tenía una cola kilométrica.

De museo a museo, pasamos por las famosa fuente de Montjuich. Repleta de turistas, contemplando la vistosidad del agua de colores, danzando al ritmo de la música. Un espectáculo visual y auditivo

Una vez en el Museo Nacional de Arte de Catalunya, MNAC, disfrutamos del arte de los cuadros.

Disfrutamos del maravilloso interior del majestuoso museo, sólo hay que ver el inmenso órgano. Y gozamos de un concierto de jazz de Andrea Motis de la que ya hablé hace algún tiempo aquí

 Otros museos que visitamos fue el Museo de Arqueología, no hay fotos y el del Deporte. Fijaos en las zapatillas de Pau Gasol y de Michael Jordan, mañana os contaré más sobre el este museo

Terminamos de nuestras visitas sobre las doce y media de la noche, y sabéis una cosa todavía había una gran cola para entrar en la fundación Miró.

Me encantó pasar esta noche cultural junto a mi familia, además los niños se portaron genial, interesados en los cuadros de Goya. Había muchísima gente y animación, aparte de diversas actividades, lo que le daba un toque mágico a los lugares visitados

La única nota negativa es la falta de policia en una noche como ésta. Cruzar jardines, con poca luz, en la montaña de Montjuich, sin ningún agente vigilando por tu seguridad, la verdad es que da un poquito de respeto.