El lado oscuro

El lado oscuro está infravalorado. Deberíamos valorar más la posibilidad de pertenecer a ese lugar, no os parece?

De qué sirve la bondad si te toman por tonto, la generosidad si se aprovechan de tí hasta el fondo, la confianza si te traicionan a la primera de cambio, para qué la preocupación si te pagan con ingratitud, la abnegación te la devuelven con egoísmo, etcétera, etcétera, etcétera.

Supongo que todos los que pertenecen a ese submundo tenebroso se lo preguntaron antes de pertenecer al club.

Yo pienso que todos y cada uno de nosotros tenemos un lado oscuro, lo que pasa es que quienes tenemos un poco de empatía no lo sacamos, pero a veces cansa y cansa mucho no sacar toda esa oscuridad.

Pues yo ahora estoy empezando a coquetear con él,  tampoco se está tan mal con el color negro, siempre se puede iluminar con maravillosas velas, hasta las hay aromáticas.

Va a comenzar una batalla y no voy a dejar vencerme.