El lunes más deprimente

Según he escuchado por radio, hoy es el lunes más deprimente del año. Han pasado las vacaciones de navidad, estamos en plena cuesta de enero, hace frío, etc, etc, etc. . .

Pues yo lo tengo claro, a mí no me deprime nadie, ni siquiera los kilitos de más cogidos estas navidades, ni  mi única compañera de oficina que me abre cada día la puerta  de la empresa cuando llego y no es capaz ni de dar los buenos días.

Nada, que yo soy optimista por naturaleza y no dejo que nada ni nadie me deprima. Y menos las indeseables personas tóxicas, que no me van a contagiar su forma de ser , ni hablar.