¿ Y cuándo me olvidé de esto ?

Dicen que el cinco es el símbolo de la libertad, la adaptabilidad, el espíritu viajero y aventurero, a su vez también lo es de la  inconsistencia. Expansivo y sociable, de nuevas y visionarias ideas; de pensamientos rápidos, polifacético, curioso y explorador; ingenioso a la hora de utilizar la libertad de forma constructiva. Es el número de la fortuna, la magia y la aventura.Aunque todo esto no se que tiene que ver con un número pero es lo que he encontrado.

¿ Y a qué viene todo esto ? Pues a que el mes pasado este blog en este lugar cumplió 5 años y yo ni me acordé de dedicar un post como Dios manda. Y algo del significado del cinco tiene este blog y este post.

Durante unos cuantos años, esta ventanita ha sido un lugar muy importante para mí, ha sido un lugar abierto al mundo, donde he encontrado personas muy interesantes de distintos lugares y de diferentes inquietudes. No tengo excusa de dejar abandonada esta parcela de mi vida, ni mis ocho horas en la oficina, ni mis todas  horas como madre, ni como hermana, ni como amiga, ni mis salidas, ni las horas invertidas en casa. El poder escribir y que alguien (¿ hay alguien ahí?) me lea, no me merece este abandono. Pero he dejado que quede abandonado. Últimamente es tan difícil mantener el interés en estas pocas líneas, hacer un blog interesante cuesta cada día más. 😦

Gracias por leer y gracias por poder celebrar estos 5 años de lectura blogueril. En mi mente está reflotar este blog. ¡ Y feliz lunes !

Publicado en Sin categoría