A leer: El sabor de las pepitas de manzana

Hoy en A leer voy a hablar de El sabor de las pepitas de manzana de la escritora alemana Katharina Hägena

elsabordelaspepitasdemanzana Muchas veces me ocurre que cojo los libros por su portada, éste fue el caso de este libro. Fuí a por otro libro a la biblioteca y me vine a casa con éste y algunos más.

Aquí os dejo el resumen de la Casa del libro:

Una casa heredada, un árbol y muchos recuerdos Tras la muerte de Bertha, sus tres hijas –Inga, Harriet y Christa– y su nieta Iris, se reencuentran para leer su testamento. Para sorpresa de todas, Iris es la heredera única de la casa y debe decidir en pocos días qué hacer con ella. Como primer paso, comienza por poner orden en las pertenencias de su abuela. A medida que va redescubriendo las habitaciones y los rincones del maravilloso jardín que rodea a la casa, Iris reconstruye la historia, tierna y amarga como el sabor de las pepitas de manzana, de tres generaciones de mujeres: su abuela Bertha, que perdió la memoria tras caerse del manzano del jardín; su madre Christa, quien se trasladó al sur del país cuando se casó, manteniéndose alejada de su familia; su tía Inga, la más bella de las tres hermanas, fotógrafa de profesión, que se ha recorrido el mundo, y Harriet, la menor, a quien la muerte de una hija cambió para siempre. Iris descubre secretos familiares y busca respuestas a los enigmas de su pasado. ¿Quiénes fueron los grandes amores de sus tías? ¿Qué secreto guardaba su excéntrica abuela? ¿Y qué ocurrió realmente en la noche del accidente de su prima?

Con todo este resumen y leyendo buenas críticas de él, comencé a leerlo pero pronto me dí cuenta que las alabanzas eran demasiado altas en mi opinión. Esperaba mucho más de esta historia que podía haber dado más. Las descripciones hace que te pierdas y deje de interesarte la historia.

Para ser un libro pequeño, sus 224 páginas se me hicieron muy lentas y pesadas, llegando a aburrirme en determinados momentos.

3 pensamientos en “A leer: El sabor de las pepitas de manzana

  1. No lo conocía. El resumen no tiene mala pinta, pero veo que tu critica no es tan buena.
    Reconozco que últimamente no leo tanto como quisiera. Durante el día no tengo tiempo y siempre me ha gustado leer en la cama, pero estoy tan cansada que no me quedo dormida al instante.
    Cuando estuve enferma de neumonía, como no podía moverme de la cama y además no podía recibir visitas, leía como una posesa. Mi marido no dejaba de traerme libros nuevos, y no se creía que los acabase tan pronto!! jajaja. No es que desee volver a estar enferma ( porque estuve realmente malita) pero tuvo su punto esa reconciliación con la lectura, porque desde que nacieron los peques leo a ratitos.

  2. Lo cogí del Punt de Lectura porque me lo habían recomendado pero lo dejé después de leer algunas páginas… Lo malo de leer buenos libros es que después otros parecidos no me entran…
    De este estilo me gustó mucho Cartas desde la isla de Skye de Jessica Brockmole, El jardín olvidado de Kate Morton y La extraña desaparición de Esme Lennox, de Maggie O’Farrell.
    Dulces lecturas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s