A leer: Petons de diumenge, Sílvia Soler

Hacía muchísimos años que no leía en mi lengua. No sé el motivo pero suelo leer más en castellano que en catalán.

IMG_20140526_153039Un día que iba a la biblioteca en busca de otro libro de esta autora me encontré con Petons diumenge ( Besos de domingo) y me lo llevé. El libro nos narra la vida de su protagonista Valeria, enferma de cáncer terminal, a través de todas las épocas que le ha tocado vivir. Su historia está detallada a través de alguien que escribe su crónica,   a partir de sus diarios íntimos. De forma suave vamos conociendo la vida de esta mujer, su relación con sus padres, su gran amiga ( personaje antagónico a la protagonista), y sus hijos .  El gran amor que sentía hacia su marido y hacia sus cuatro hijos. Asimismo en las 256  páginas de la novela, podemos ver cómo era la situación de algunas mujeres,  en diferentes etapas del siglo XX.

Un libro que no cae en el drama fácil, poco a poco y de forma sencilla va llegando hondo. Hasta descubrir quien es el cronista que escribe el libro.

Lo recomiendo, aún llevando a mi mente recuerdos muy tristes de mi vida, me ha gustado leerlo.

Hoy va de DIY

Hoy os presento un DIY fácil, fácil de hacer. No os ocurre que a la vuelta de vacaciones tenéis muchos recuerdos que os traen los amigos o la familia o  que uno mismo compra en el lugar que visita ? Yo tengo una familia y unos amigos muy viajeros, y siempre traen una detallito, dos y hasta cinco. 

Este año tengo varios imanes nuevos en la puerta de mi nevera, una taza muy bonita,  he podido degustar café de Costa Rica, vino de Oporto, quesos franceses, pimentón húngaro, y alguna cosa más que todavía queda gente por volver.

¿ Y nos ha ocurrido que os han traído o habéis comprado un souvenir que no pega con el estilo de vuestra casa ? Me pongo de ejemplo, compré una Torre Eiffel en París, justo debajo de la misma. Regateando a un vendedor ambulante que no sabía los números en inglés y contaba con los dedos, compré ésta de 25 cm de altura:

te

Estos días decidí darle un cambio, como estoy con la manía de  cambiar los colores de mi salón, así la dejé:

torreeiffel1

torreeiffel2

¿ A que está chula? Pues sólo necesitas un bote de pintura acrílica satinada del color que más te guste ( importante que se limpie con agua) y un pincel. Anímate a hacer tu DIY. Yo voy a empezar a sacar los souvenirs que tengo guardados y darles un nuevo aspecto.

Me gusta tanto el resultado,  que a veces hasta veo  destellos cuando la miro, 😉

torreeifffel3

Sobre libros: Al envejecer, los hombres lloran Jean-Luc Seigle

Una de las lecturas de este verano ha sido Al envejecer, los hombre lloran del escritor, guionista y dramaturgo francés Jean-Luc Seigle.

al-envejecer-los-hombres-lloran_9788432220340-610x1024 Lo tenía anotado en mi libreta de futuras lecturas desde hacía meses, habiendo leído y escuchado grandes críticas sobre él. Un libro con encanto, una historia desgarradora, un magnífico libro, novela sorprendente e inusual, tierna, sensible, emotiva, etc, etc…

Aquí os dejo el resumen:

El 9 de julio de 1961 es un gran día para la familia Chassing y los habitantes del pequeño pueblo en el que vive: hoy llegará el primer televisor al pueblo, y el novedoso aparato les traerá las imágenes del hijo mayor, destinado a la guerra de Argelia. Durante el día en el que transcurre la novela, el lector se enfrenta a la muerte, el adulterio, la mentira, y a una revelación en la que la Historia, en mayúscula, se mezcla con la historia de una familia que ya no volverá a ser la misma.

Tras leerme las 240 páginas del libro físico os puedo decir que no me gustó nada. No le encontré la belleza  que describían otros blogs por ningún lado de la novela. Me produjo una pesadez total, en especial la parte final,  aparte de producir un efecto deprimente en mí. En estos momentos prefiero leer libros más optimistas, la realidad a veces deprime más que la ficción. En fin, si fuera por mi opinión no lo recomiendo, pero claro que quizás no tengo la sensibilidad lectora de otr@s. 

¿ Por qué corro ?

Creo que no os he contado de por qué salgo a correr tres días por semana, y no tiene nada que ver con la moda de hoy en  día. Yo más bien siempre he nadado contracorriente, no me gusta seguir las modas como borregos. Antes os pongo en antecedentes.

No hacía deporte desde mi época de estudiante y para mí las clases de gimnasia o deporte eran las peores, dada mi naturaleza vaga en el tema deporte. Recuerdo que más de una, dos y hasta cinco veces había hecho campana cuando me tocaba correr en pleno invierno a las 8.30 de la mañana, por un patio de instituto pegado al río con un frío de demonios. En mi época de E.G.B. ( sí soy una antigua) odiaba y temía  a muerte el potro y el plinton. cada vez que veía como subían los cajones del plinton me daban sudores fríos. Eso sí cuando hacía atletismo no se me inmutaba el pulso, de ahí que mis profes insistieran en que participara en carreras, pero como he dicho era una vaga deportiva y me negaba cada vez que lo insinuaban.

Por otro parte os adelanto que mi fe en los médicos es nula, lo siento si hay alguno entre mis lectores. Los mismos sudores que con el plinton me entran si debo visitar la consulta médica. Quizás es debido a las experiencias que desgraciadamente hemos tenido en la familia.

Y os preguntaréis y todo esto qué tiene que ver con salir a correr??!!! Pues bien, hace unos años me diagnosticaron una discopatía. Por lo visto no tengo ya el relleno que contiene la vertebra pero no era todavía operable.  El doctor especialista me ofreció una tabla de ejercicios para reforzar mi faja abdominal ( en aquel entonces no sabía ni que existía) , y una serie de recomendaciones, lo mejor hacer era practicar natación y totalmente prohibido salir a correr y bicicleta. Como soy bastante disciplinada, comencé con la tabla, pero  al cabo de meses me dí cuenta que aquello no avanzaba, mi faja abdominal seguía igual y   era un rollazo y un aburrimiento seguirla. Me dió una crisis que me dejó casi paralizada, mi hija debía colocarme los calcetines por ejemplo,  con sus 9 añitos ( imaginar mi impotencia) y con unos dolores tremendos que sólo podía mitigar a base de antiinflamatorios. Cuando no tenía crisis comencé a salir a andar, una hora diaria, entre 6 ó 7 kilómetros. Asimismo controlé mi peso, aunque siempre fuí delgada, con los embarazos siempre se gana algo ya que soy una mujer real.

En mis largas caminatas, siempre sobre plano, me picaba la curiosidad ver los corredor@s, yo creía que para mí sería imposible llegar a correr ni cinco minutos. Eso hay que añadir que tenía nueva compañera de caminatas, tan pesismista y negativa que me influyó a la hora de salir a correr sola.

Ahora tengo mono de running ( como ahora se llama), durante el mes de Agosto sólo salí un par de veces y mi necesidad de salir a trotar era inmensa. Así que ayer me desquité. No creáis que hago grandes resultados, el de ayer fueron 5.34 km en 25 minutos, pero no me importa. A mis 45 años, creo que tan poco está tan mal. No corro sobre asfalto, sobre camino de tierra pegado al río ( si ese que me daba tanto frío en el instituto), no siento el frío. Sin desnivel alguno porque para desnivel ya tenemos cuando subimos montañas, aunque eso da para otro post.

Cada vez que salgo a correr, duermo mejor, me siento mejor, tengo una gran sensación de desconectar, de ser  mi momento ( en mayúsculas), siento la libertad,  una gran sensación de concentración, tal como me dijo mi hija nunca te ví tan concentrada, mamá.  

En fin me sienta de maravilla, y el dolor ha desaparecido casi por completo. OJO, no digo que le vaya bien al 100% a todo el mundo pero a mí me funciona. Creo que la medicina está muy generalizada y cada cuerpo es único. Allá cada uno con su cuerpo.

Y si me olvidaba lo mejor, estoy creando escuela

a correr

 

 

 

 

 

Y de vuelta

Creo que ya muchos de nosotros  estamos de vuelta a la rutina, os soy sincera tenía muchísimas ganas.

Yo os voy a resumir mis vacaciones entre fotos, y como me he relajado muchísimo este mes de Agosto, vengo un poco vaga pero con ganas, así que comenzaré.

Mis vacaciones acuáticas, las pasé en el Delta del Ebro. Un lugar que recomiendo al 100 %. Para mí es un lugar maravilloso a sólo 2 horas de casa. Hemos podido combinar agua, mucha agua, nuestro maravilloso Mediterráneo, nuestro magnífico río Ebro, y una espléndida piscina que ya quisiéramos hubiese sido nuestra

En el Delta estás rodeado de color, este verde excelente de los campos de arroz:

camposdearroz

De azul mediterráneo:

playa

De naranjas cálidos:

atardecer

De claros oscuros:

atardecer2

Tienes momentos para todo, deportivos:

sport1

sport2

Esta zona es tan llana que su mejor aliada es ésta:

bici

Del mejor deporte, el arte de no hacer nada:

piernas

De pasar el rato ante el Ebro:

a tirar la piedra

De largos paseos:

paseos

De intentar captar el momento en un instante:

retrovisor

De las fiestas mayores de los pueblos:

fiesta mayor

De su típico algodón de azúcar:

algodón de azúcar

Del cine de verano ( hacía tanto que no veía uno):
cine de verano

 

De noches de luna llena, lluvia de estrellas incluída:

luna llena

De mucha calma:

gaviota

 

Pero que mucha calma:

caminodunas

Y un  placer para nuestros ojos

atardecer favorito

 

Por todo eso, recomiendo ir a cualquier pueblecito de la zona del Delta del Ebro, pero eso sí llevaros una loción de antimosquitos

Por cierto ¿ Qué tal vuestras vacaciones ?