La miel no está hecha para la boca del asno

Ayer mismo escuché una persona criticando Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, la misma persona ensalza 50 sombras de Grey, que ni recuerdo el nombre de la escritora.

El primer libro lo  leí cuando tenía 20 años, en 1989. Me encantó y disfruté cada una de sus hojas, de hecho han pasado muchos años desde entonces, 25 años para ser exactos, y continúa siendo mi novela favorita. De hecho está considerada como una obra maestra de la literatura, porque este libro yo si que lo considero literatura. Además su autor fue premiado en 1982, con el Premio Nobel de Literatura.

El segundo libro es lo peor, lo peor, lo peor que he leído en mucho tiempo. Está en la cola de la larga lista de libros que he leído en mi vida. Me dejé llevar por lo que había escuchado y leído en diferentes blogs. Además soy de las personas que cuando habla de algún tema lo hace sabiendo de que se trata, y una no puede hablar de un libro sin haberlo leído, haciendo un copia y pega de reseñas de libros, para mí no es ético, allá cada cual. Bien, se trata de una trilogía que en mí se quedó en el primer libro, por que no pienso leer las siguientes. El tema no puede ser más antiguo y machista, mujer que tiene su primera relación sexual con un tío multimillonario, un dominador que le hace conocer todo en el sexo, al que ella pretende cambiar ( el mismo cuento de siempre ), lo consigue y fueron felices para siempre. O sea con un sólo tío tienes todas las experiencias, de todo tipo sexual y no, para todo la vida, cómo ???? Más machista imposible, y la historia de que somos únicas, como nosotras ninguna y vamos a conseguir que un hombre cambie su forma de ser por nosotras, un cuento vamos. Lo peor que este tipo de escritura es que se denomine fenómeno literario, perdón fenómeno qué??? Libro basura  o libro calzador de mesas como mucho. Entre ésto y lo que escribe la Esteban no creo que  haya mucha diferencia.

Así cuando oí a esa persona criticar una obra maestra para ensalzar un libro basura pensé:la miel no está hecha para la boca del asno. Si critican las grandes obras a mí me ofenden.