Pequeñas cosas que me gustan

A veces pasamos por delante de una sosa pared y no nos damos cuenta que hay pequeños detalles que hacen que no sea tan sosa. Con pausa, lo podemos ver. Si no me fijo, no lo veo y si no lo veo, no lo disfruto. No gozo de esas pequeñas cosas que me gustan. Y de esa misma forma en la  vida en general:

Imagen