Año tras año recuerdo este dia

Cada 12 de diciembre recuerdo a la perfección esa misma fecha del 2000. Las imágenes me vienen a la mente de forma tan clara, como si ocurrieran ahora mismo, pero no es extraño si ese dia, me converti por primera vez en madre. Y ya han pasado 13 felices años

Gracias a mi nena he aprendido el valor del sacrificio, de la comprension (perfectamente a mi madre ), de la empatia, el valor del amor, de la entrega,  del cuidado, de la ternura, de la conexión,  de la familia, tantisimos valores, y con uno que hace que cada día sea un poco mejor, la alegria que desprendes en mi vida.