El ambientillo

Lo que más me gusta de la Navidad es el ambiente y los preparativos previos. El movimiento de la gente, la iluminación de las calles, la ilusión de los niños ante los juguetes, la alegría, el gentío haciendo las compras, lo que viene a ser  el ambientillo prenavideño, ni más ni menos.

Y el viernes me encontré con ésto por las calles de Olot, a mí me pareció adorable:

Con lo sosa que es mi miniciudad, ni un triste mercadillo navideño tenemos. Me dan unas ganas de emigrar!!!