Cuando no hay tiempo

Ayer me decía Guacimara que no le daba tiempo a comentar mis posts diarios, quizás debería espaciar más mis entradas. Pero hay una extraña necesidad en escribir día a día. Quizás sea que desde mi niñez yo quería ser escritora, luego pasé por mi etapa de diseñadora de moda, luego quería ser pintora hasta convertirme en algo totalmente diferente. O tal vez es que me gusta mucho charlar, me encanta hablar y debatir sobre cualquier tema imaginable.

Pero cuando no hay tiempo, salen las entradas como ésta. Escribir por escribir.

Bienvenido Octubre