Mi última gran lectura

Hace muchísimos  años, casi una eternidad, comencé a hacer un listado de todos los libros que iba leyendo. Lo que comenzó en una pequeña libreta, hoy en día es una archivo de Acces, donde indico la fecha, título y autor, fecha de la lectura y mi clasificación. La lectura más antigua de dicha lista, tiene fecha 1981. No fue el primero pero si uno de los que más me marcó, no en positivo porque me pareció horrendo, pero claro entonces tenía 12 años. A veces me sorprendo como me gusta tantísimo leer, cuando unas de mis primeras lecturas fue tan odiada por mí. Estoy hablando de La Celestina de Fernando de Rojas. Creo que esto me ayudó a no rendirme nunca en la vida en general. Si  entre millones de lecturas, una sale mal o no  me gusta hay millones igualmente esperando. Lo mismo en la vida, millones de oportunidades en cualquier ámbito, nos están esperando, no hay que perder la esperanza.

En mi lista, el número uno, hasta ahora, era Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, sin duda. Pero una gran competidor ha salido que ha hecho compartir el primer puesto, como lectura favorita.  El gran libro es Los Miserables de Víctor Hugo. El autor nacido en Besançon ( Francia)  en 1802, publicó esta novela en 1862, narra la historia de Jean Valjean a través de sus 1312 páginas. A mí me atrapó desde el primer momento, aunque sea un libro de gran volumen, las historias que cuenta son tan intensas que no se hace nada pesado. Amor, pasión, búsqueda de la justicia, sacrificio, pobreza, todo ello mezclado con la denuncia social. En el fondo algunas de sus críticas no están tan lejos, hoy en día.

La historia comienza cuando Jean Valjean sale de la cárcel, condenado por una condena injusta, ve como todas las puertas se le cierran sin que nadie lo quiera atender,  a excepción del cura del pueblo al que ha ido a parar. La noche que pasa en casa del cura, Valjean roba objetos de valor pero la reacción del párroco hace que el protagonista  cambie su forma de actuar y a través de ese hecho se desarrolle toda la novela.

En mi opinión es una gran novela, un clásico, apto sólo para los que saben disfrutar de los clásicos.

Imagen

Besançon, lugar de nacimiento de Hugo,  en una estancia que tuve en 2009

Ya por último, mis ganas por ver la película que se ha hecho recientemente, eran enormes. Una vez leído el libro comencé a verla,  pero no funcionaba bien porque se cortaba. Os confieso que lo poco que ví ( 10 min.), me decepción bastante y me pareció pesada. Creo que opino muy diferente a casi todo el mundo que la ha visto, quizás es porque es un musical y no es uno de mis géneros favoritos.