No la soporto pero me callo y me aguanto

Ayer fuí a la pelu. Nada de extraordinario, repaso a las puntas, peinar y  ya está. Llevo una temporada haciendo el tinte al estilo DIY, no hay pasta para tanto. Hasta ahí todo normal pero si os digo que  no aguanto a mi peluquera, no es  demasiado simpática más bien todo lo contrario, con ese  aire que tienen las resabiadas muy  resabiadas. Pero, en cambio  su forma de cortar y peinar me encantan. Algo contradictorio, quizás. Aunque con la poca conversación que le doy quizás piense lo mismo que yo opino sobre ella, no se me había ocurrido pero  ¡uy, que horror!

¿ Cuantas veces aguantamos sin rechistar a personas que no soportamos ?, por ejemplo el jefe, . . . . . .. .  . siguiente. . . . . . . . . .  ¿ a quién no aguantas pero por educación o interés callas y aguantas ? ( venga que aquí nadie nos oye )

Anuncios

11 pensamientos en “No la soporto pero me callo y me aguanto

  1. Pues mira, yo al menos en eso tengo suerte, lo único que no me gusta de mis peluqueras son los precios pero por lo demás la mar de simpáticas…es que si no ya sería el colmo…

  2. Mi peluquera es una gran amiga y como voy muy poco, (dos o tres veces al año) aprovechamos para ponernos al día de las amigas comunes, cambios en su vida, la mía, etc…
    Cuanto más mayores nos hacemos más cuesta aguantar o soportar según que cosas y según a quien… yo tengo mucha paciencia pero si alguien no me acaba de convencer, paso de ella… Soy una borde y a veces autista jeje! 😉 Auuuummmmmmm……
    Besos.

  3. ¡Uf! ¡Menudo tema has sacado!
    He tenido en mi vida tantas personas alrededor que no soportaba y tenía que aguantar, que sería una lista larga.
    Lo que ahora en este momento de mi vida me ocurre es que ya no aguanto a nadie que sea dañino para mi salud mental. Me explico con un ejemplo: mi peluquero es muy bueno, he estado yendo a su pelu desde que la abrió, corta el pelo estupendamente, los tintes maravillosos y profesional como él solo. Pero, charla y se entretiene mucho mucho. Entraba a primera hora de la mañana y seguro salía a las y pico. Pues un día dejé de ir, pensando que ya no encontraría a otro como él, estuve dando vueltas por muchas peluquerías hasta que ahora tengo uno que me va bien, pero que es rápido. ¡Y todos tan felices!
    Cuándo una relación (profesional, laboral o lo que sea) se emponzoña, lo mejor es cortar y ¡a otra cosa mariposa!
    ¡Qué comentario tan largo me ha salido!
    Disculpa que me haya enrollado tanto. Vengo te leo y a veces me voy sin comentar, pero hoy…

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s