De ilusión también se vive

El sábado por la mañana mientras salí a hacer unas compras, me encontré con una limosina aparcada. De esas blancas radiantes, super largas, decorada para una boda. Justo el momento que salía el acompàñamiento de una boda,  de una casa.

Lo primero que me vino a la cabeza fue ¿ todavía quedan ilusos que se casan con la que está cayendo ? Liarse a montar un bodorrio en esta época, implica que los novios o son muy valientes o son unos locos.

Y yo viendo lo visto, no volvería a montar la boda que monté en su día. ¿ Y tú ? ¿ Te has casado ? ¿ Lo volverías a hacer igual ? Si no te has casado ¿ lo harías ? ¿ cómo ?

Quin tros d’ home !

Para comenzar este mes de marzo, mes primaveral, que mejor que hablar de bombones.

En catalán tenemos una expresión que si se la oigo decir a una señora mayor ( que suele ser el mayor número de veces), me hace mucha gracia. Cuando alguien ve a un tío bueno, se utiliza la forma: quin tros d’ home!, la traducción sería más o menos que pedazo de hombre!

Pues esta expresión es justo lo que pienso cuando veo a este actor, Hugh Jackman, que en un principio no me iba mucho pero que a partir de verlo en Australia, me convenció del todo.

Y yo que muero por ir a verlo en Los Miserables pero no encuentro hueco y cuando lo encuentro no tengo con quien ir a verlo, para ser sincera me da corte ir sola al cine. Así que creo que me lo voy a perder.

Ahí va el video de la ceremonia de los Oscars, para quitarme un poco el mono:

Feliz fin de semana a tod@as

Publicado en Cine Etiquetado como