A veces me gusta soñar

Una de mi “manías” cuando viajo es fotografiar establecimientos que me llaman la atención, sea por el motivo que sea. Os confieso que la razón fundamental es porque a veces sueño, sueño que tengo suficiente dinero para montar mi propio negocio. Mi gran sueño es tener una librería propia, algo pequeñito y especial, con un reducido espacio para tomar un buen café o té. También me gustaría tener un hotel pequeñito pero confortable y agradable

Voy tomando ideas de aquí y de allá, por ejemplo una librería, pues un rótulo de azulejos como éste:

Madrid

La decoración exterior sería algo parecido esto:

Nancy

O esto:

Carcassone

O esto otro:

Den Haag

O quizás algo de aquí:

Madrid

O tal vez así:

Nancy

Aunque si fuera una tienda de moda, seguro que colocaba un buen lugar para los maridos cansados:

Den Haag

Y si tuviera un hotelito, sería algo parecido a esto:

Delf

O a éste:

Hotelito2

En un calle tranquila:

Delft

Y con una cocina, donde yo prepararía mermelada casera para los desayunos y una buena cocinera las comidas y cenas:

Cocina

En fin todo para cuando tenga el dinero suficiente para montar algo con esa estética