Hoy un poco de cine

Uno de los trastos de la casa que menos aprovechados tengo,  es el proyector con pantalla grande incluída. Cuando lo compramos me dije: “uy que bien,  voy a ver todas mis películas favoritas y si son clásicas mejor” Pero la realidad es bien distinta. Pocas pelis veo, dado mi

La delicadeza

poco tiempo libre.

Además esta Navidad no hemos visto ningún film típico de estas fechas,  como otros años. Por ejemplo,  otras navidades habíamos visto desde Mujercitas hasta Polar Express, pasando por El Grinch.

Pero sí que he podido ver algunas pelis del tipo que me gusta a mí. En especial de cine francés.

Así que pude ver yo solita, en pantalla grande con sofá y mantita, sin que nadie me molestara, La delicadeza. Y creerme esto es un lujo para una madre.

La película me gustó mucho. El ritmo y el tono puede parecer lento y soso para los fanáticos del cine de acción pero para los que disfrutan con historias diferentes, con algo más allá, y de espíritu sensible, a esos les encantará. Absténganse el resto.

Aparte de la historia, me gustó el fondo de la película. Tal como el nombre indica. Cada día estamos más faltos de delicadeza. Vivimos en una época en que las malas maneras se han hecho dueñas del mundo. Todo sería tan distinto con un poco de delicadeza ¿ no lo crees ?