En sus zapatos y nunca mejor dicho

Si hace un tiempo os contaba esto: en sus zapatos.  Ahora os puedo contar que no es que mi hija calce mi mismo número de pie, sino que ahora soy yo la que calzo un número menos que ella. Y que los zapatos que le quedan pequeños ya no los pasamos a otros, no, no. Me los pasa a mí, que para eso me he quedado con el 39 y ella por el momento va por el 40.

feliz fin de semana

Anuncios

14 pensamientos en “En sus zapatos y nunca mejor dicho

  1. Yo tengo deportivas y zapatos, del 39 tambien, que me dejó mi hijo pero son poco femeninos.. jaja.. Ya llegará el turno de la niña.
    Por cierto… ahora el que está heredando, del 41, es mi marido.

  2. Mi hija y yo usamos ya el mismo número: el 40!! Pero no creo que ella suba ya de pie, lleva ya un par de años usando el mismo y yo también tuve mi 40 (antes 39) muy jovencita.

  3. Es ley de vida… nuestros hijos nos superarán en altura y en nº de zapatos, jeje!
    Eso de aprovechar los zapatos de tu hija es muy buena idea. Amortizando al máximo!
    Besos.

  4. Yo podría aprovechar las zapatillas de casa de mi santa madre….de un rosa fucsia que quita el sentio 🙂 , en mi casa lo de heredar los zapatos nunca se ha estilado, si te soy sincero, prefiero heredar las tierras , viñedos y la casa de mi padre de Zamora…que los ” preciosos ” zapatos que se compra en el mercadillo de los Jueves en Benavente.
    Buen finde Emma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s