En sus zapatos y nunca mejor dicho

Si hace un tiempo os contaba esto: en sus zapatos.  Ahora os puedo contar que no es que mi hija calce mi mismo número de pie, sino que ahora soy yo la que calzo un número menos que ella. Y que los zapatos que le quedan pequeños ya no los pasamos a otros, no, no. Me los pasa a mí, que para eso me he quedado con el 39 y ella por el momento va por el 40.

feliz fin de semana

Anuncios