No puedo con las injusticias

El sábado estaba de compras por Barcelona, por la zona de las calles cercanas a las Ramblas, exactamente por la plaza del Pi. Primero os debo comentar que yo debería haber sido policía, dada la intuición que tengo para detectar a los chorizos.

Llegando a dicha plaza delante de nosotros iba un grupo de turistas franceses de la tercera edad. Una piltrafa humana, es decir un personaje enganchadísimo a alguna adicción, disimulaba con una vaso de café delante nuestro. Mi marido y yo lo comentamos y nos fijamos en el personaje, el primer intento lo abordó por que mi hijo se cruzó por medio jugando. Pero en el segundo cuando hizo el intento, con la duda del qué hacer cuando vas con niños, mi marido lo reprendió junto a mí. El ladrón se hizo el loco y huyó a toda prisa, las ancianas nos lo agradecieron en francés y español. Entonces yo les comenté que vigilaran que habían muchos ladrones, en especial carteristas.

Me vino a la memoria, cuando un día en Barcelona le robaron el monedero a mi madre de la forma más fina posible en unos grandes almacenes, conocidísimos. Aquella señora podía haber sido mi madre, que ya no está en este mundo mientras que ese deshecho humano podía ser su ladrón y él por desgracia,  sí que sigue caminando por nuestras calles. Y os lo confieso yo con los drogadictos soy muy radical: NO los aguanto.

Quisiera que los políticos que ahora están en campaña se pasearan por las calles de la gran ciudad a ver el panorama y que el dinero se hubiese  invertido donde debía haber sido invertido en su día, léase policía por ejemplo, por que patrullar poco se les ve. Luego nos quejamos de la  imagen que tienen desde el exterior de nuestra ciudad o de nuestro país

Ah y un último consejo, si se os acerca ( por ejemplo en el metro ) alguien con una chaqueta colgada en el hombro, cuidado que es una de las formas más rápidas de robar sin que nadie se dé cuenta. Aunque siempre  hay alguien que está al quite

Anuncios

12 pensamientos en “No puedo con las injusticias

  1. En mi último viaje a Barcelona, me tomé un vino en la Plaza del Pi, no la conocia y me gustó mucho , no vi nada raro, salvo turistas Ingleses dando alaridos , aprovechando de que están en pais ajeno….pero esta ya es otra historia, bien sabida.
    Besos Emma.

  2. En cuanto a los carteristas, si es cierto de que hay que tener cuidado en las Ramblas o en el Metro , por ejemplo, pero creo que si vas atento / a ( no con miedo ), el bolso bien cerrado por delante, la cartera no en el bolsillo de atras, no parecer un turista despistado ( aunque lo seas , como el que subscribe :-)…etc, etc, no tiene porqué pasarte nada, los carteristas ( profesionales ) saben distinguir ” la presa facil “, se trata de no dar motivos para que te vean como una de ellas….

    • Las dos señores mayores llevaban el bolso cruzado y estaban cogidas del brazo, el robar lo tenía difícil pero aún así lo intentó. Los carteristas te observan y vigilan y los turistas, en especial los extranjeros, su presa fácil

  3. Hay que tener cuidado con los carteristas, sí, pero ese desprecio generalizado por personas con un problema, que es jodidísimo, y que es la adicción, me parece, cuanto menos, cuestionable. Además, si hablas de un carterista experto con capacidad de observación y actuación, sinceramente, dudo mucho que fuera un yonki, no están en condiciones para ello.

    No, desde luego no creo que sea policía lo que nos hace falta, la policía nos sobra, lo que hacen falta son centros con planes de desintoxicación efectivos, que se deje de recortar en salud mental, asistencia social, etc. Pedir más policía es egoísta, resuelve tu situación pero ¿qué hay de aquellos que Necesitan robar porque si no se mueren (me da igua que sea de hambre que de síndrome de abstinencia, sinceramente, no sé qué es peor)? La policía aumenta, nosotros estamos tranquilos y ellos se mueren, les apalean (que para eso sirve la policía, para poco más) y nosotros tan contentos, mirándoles con una mueca de asco si osan mirarnos, rozarnos; siempre superiores.

    • QUe chistes más buenos cuentas, ahora ellos las víctimas y nosotros los malos. Que sabrás tú si era yonki si no vistes la escena, pero claro como parece que eres una sabelotodo. Piensa lo que quieras que yo pensaré lo que me dé la gana, a mí no me gusta imponer mis pensamientos.

      • Sabelotodo en absoluto. Éste es uno de los pocos casos en que puedo saber de lo que hablo. Tampoco hablo de víctimas o de malos porque no me gusta polarizar. Y, desde luego, respeto que pienses lo que quieras, tal vez no elegí el mejor tono para hablar de ello; en mi favor diré que es un tema que me enerva especialmente y tal vez por ello no lo controlé. Pero sólo se trataba de eso, dar otro punto de vista; pero ya veo que no es especialmente bien recibido.

        • No es que no sea bien recibido, lo que no me gusta es que se me juzgue sin saber si he conocido a alguien o varios con esta problemática, que ha arruinado su vida y la de los que tenía alrededor, ayudándolo al máximo,
          Como ya dije es una opinión personal, me parece perfecto que opines siempre que sea respetando al que tienes enfrente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s