La vida te da sorpresas

Hace ya tiempo que escribí sobre cupcakes. En su día dije que no me gustaban, quizás visualmente pero no para comerlos. Tengo que retractarme. Si es que me pasa por bocazas, pero ya se sabe a mí hablar me gusta demasiado.

En fin que ayer en clase de Alemán, una compañera trajo una bandeja entera, ella está comenzando con el tema. Nos dió a probar una delicia de cupcakes, de los que a partir de ahora soy FAN. Creo que los que había probado anteriormente, eran tremendamente malos comparados con éstos. En mi opinión le espera una gran trayectoria por delante a mi compañera, con estos sabrosos pastelitos, por que realmente su trabajo es excepcional. Sus dotes de repostera son muy buenas. Por supuesto voy a hacer un pedido

Y así entre cakes, celebraciones y sorpresas se me pasó volando, el día de ayer