De paparazzis, por un rato

Según cuentan la casa del portero del F.C. Barcelona, Víctor Valdés,  es espectacular. Puedo certificar que así lo es. Como mi marido es un apasionado de la arquitectura, la buscamos y la hemos encontrado. Está ubicada  en el paseo marítimo de un pueblo cercano a Barcelona. El arquitecto es Joaquín Torres,  según dicen.

Lo cierto es que rompe con todo lo que tiene alrededor, y uno fija su atención, sin  quererlo  en ella, dada su majestuosidad, sus formas tan diferentes al resto, los materiales utilizados y su aspecto futurista.

Su apariencia es fastuosa,  si la ves a pie de calle, quizás más que en las fotografías. Las personas que por allí paseaban, según pude escuchar, el tema de conversación era la casa.

Las vistas deben ser maravillosas desde el piso superior

Que afortunado aquel que puede construir lo que quiere y donde quiere, en los tiempos que corren. Quizás el dinero no da la felicidad pero ayudar, ayuda mucho