El paso del tiempo

El otro día me encontré con un compañero de clase, de mi época de instituto. Aún con el paso del tiempo, lo reconocí al instante, ¿ sabéis por qué ? Por que la persona que tenía ante mí era a su padre y no al adolescente que yo conocí.  En el momento justo de verlo, me vino a la memoria la imagen de su padre en aquella época. Sorprendida me quedé de ver la forma que había envejecido, si tiene mi misma edad, pensé. Quizás sea una ilusión óptica mía, pero creo que yo no envejezco tan mal, o al menos tan mal como él.

Pero el tiempo pasa para todos, y yo noto inevitablemente su paso a través de mis hijos. Cuando veo a mi hija casi tan alta como yo, a sus 11 añitos, recuerdo los días que la sostenía en mis brazos, cuando era sólo un bebé. A la vez tengo nostalgia de aquel tiempo y pánico de comprobar lo rápido que pasa.

Y el otro día viendo esta foto, comprendí a los que dicen que mi hija es clavada a mí, cuando en realidad no se parece en nada.

Como decía Salvador Dalí “el tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan “ Así que disfrutar del fin de semana, pasarlo bien