Aquí una desempleada

El otro día escuché a un señor comentar que él estaba desempleado, que no parado. Es una definición que me encanta para describir como me encuentro en estos momentos, y desde que me encontré fuera de la empresa. Quizás no tenga un trabajo remunerado fuera de casa pero os puedo asegurar que no paro.

Aparte de lo que  os conté en otro post ( sobre como paso mis ratos libres), estoy colaborando en los decorados de una fiesta sorpresa, para los alumnos de 6º de primaria. Es el curso de mi hija y último en su escuela. No contenta con eso me apunté a un curso intensivo de alemán, ayer me confirmaron que el próximo lunes comienza y tengo plaza. Yujuuuuu!!!!! 3 meses de clase, material incluído, examen, título y gratis totalmente, a través del Inem. Desearme suerte y que mi cabecita responda o avance adecuadamente.

Por cierto el día que me apunté en dicho curso, comprobé  la forma que tiene la administración de preguntar si tienes hijos. En el formulario correspondiente había una claúsula que decía “Cargas familiares” esas dos simples palabras ¿ no conllevan una incomodidad intrínseca en ellas? ¿ Presuponen que un hijo es una carga ?