Quién me lo iba a decir

Quien me lo iba a decir a mí, hace unos años, que iba a pasar de mi trabajo estresante que me hacía sentir la presión en mi piel a estar como ahora, en casa sin trabajo fuera pero disfrutando de pequeñas cosas. Como por ejemplo el  taller creativo costuril al que voy cada viernes. Parece que ahora es  tendencia esto de la costura y el punto.

El otro día hice esta bolsita para llevar mis ganchillos, hasta el momento los guardaba en una  horrorosa cajita de plástico.

En fin, la vida da muchas vueltas.

Feliz día de la mujer trabajadora a todas, por que la mujer trabaje fuera o no, siempre trabaja