De excusas y poco más

Yo entiendo que es un trabajo,  el marketing telefónico, pero eso que te llamen a cualquier hora del día o cualquier día del año ( una vez nos llamaron el día de Reyes)es una molestia. Ahora que paso más horas en casa, lo sufro en propias carnes y es realmente fastidioso. Una intenta ser lo más educada posible pero a veces, algunas veces me sacan de mis casillas. Y no tengo nada en contra de nadie, pero el día que me llamaron Doña, ¿ es usted  la Doña ? me sonó tan y tan a culebrón, que le colgué directamente.

Con el tiempo me he dado cuenta que no hay que enfadarse, simplemente mintiendo te quitas de encima al “pesado/a” que intenta vender cualquier cosa por teléfono. Eso sí con una gran educación y buenas maneras. Así mi lista de excusas es variada, desde que no tengo ordenador por lo tanto no necesito Internet  ( tenemos 1 pc sobremesa, 2 portátiles y 2 tablets ), pasando que me voy a vivir a otro país y no necesitaré ninguna compañía española, u otra que suelo soltar que soy trabajadora de la empresa que me ofrecen y tengo una tarifa extremadamente baja.

El otro día me llamaron para ofrecerme no sé qué historia de apuestas, y sin darme cuenta salieron de mi boca estas palabras: ” lo siento pero mi religión no me permite jugar” En fin excusas varias que surgen por generación espontánea o algo parecido, sin yo pretenderlo 😉

Feliz jueves y bienvenido señor Marzo, el mes que peor me cae.

 

Anuncios

11 pensamientos en “De excusas y poco más

  1. Marzo no me molestaba hasta que este año, imagino que por la contaminación, estoy con un ataque alérgico de órdago.
    Yo en casa cuando veo número que no conozco ni lo cojo.

  2. Te entiendo perfectamente. Comprendo que es un trabajo y que todo el mundo tiene derecho a un sueldo a final de mes, pero con esta crisis y tanto español en paro, ese tono a culebrón me llega a molestar, además de que en muchas ocasiones directamente es que no los entiendo hablando …
    He aprendido a quitármelos de encima, porque si les cuelgas o no se lo coges siguen insistiendo, así que siempre miento en lo que pago por el servicio que me ofrezcan y les digo que tengo un super descuento por el que pago x €. Funciona, en cuanto ven que no pueden ofrecerte el mismo descuento cortan rápidamente, y si te lo ofrecen, es cuestión de escucharles, todo sea por ahorrar.

    • Después de darle a publicar el comentario creo que debo de matizar dos cosas:

      1. El trabajo de teleoperador es un coñazo y muy ingrato, he ejercido como tal un tiempo y tienes una empresa que te obliga a llamar en un tramo horario inadecuado porque se supone que el cliente está en casa, es decir, temprano por la mañana y en la hora de medio día (siesta). Así que conozco los dos lados de la llamada en primera persona.

      2. No me considero racista y no estoy en contra de que personas de otras nacionalidades realicen estos servicios, lo que me molesta es esas compañías que se llevan sus plataformas de teleoperadores a otros países para contratar mano de obra barata y tener a tres personas allí con el sueldo de una aquí.

  3. Ýo entiendo que es un trabajo, y que los que llaman se limitan a hacer lo que les mandan… ¡pero es que son porculeros profesionales!
    Yo tuve la suerte de que una vez fuesen ellos quienes me colgaron el teléfono, y después de eso tardaron bastante en volver a llamar… resulta que llamó un tal Andrés y estuvo calentándome la oreja un rato, hasta que conseguí despacharlo. Al rato de colgar volvió a sonar el teléfono, otra vez Andrés, esa vez preguntando por mi hermano. Cuando le dije “Andrés, ¿eres tú?” se puso nerviosísimo (ellos no saben a qué número están llamando) y empezó a preguntarme que quién era, que de qué lo conocía… me reí de lo lindo aquel día… 🙂

  4. JJJJJ Me encantan tus excusas. Entiendo que todo el mundo necesita trabajar, pero tampoco se puede llamar a cualquier hora o cualquier día. Hay que informarse un pco antes. Lo que me molesta es encontrar algún insistente de esos que siguen dando la tabarra por mucho que les digas!

  5. jajjaja.. acabo de leer un blog donde marzo es su mes favorito!! jajajajaja
    y el contraste fue buenísimo

    a mi entender, estamos hablando de intromisión en la intimidad. Están violando mi tiempo y mi espacio. Y sí, me molesta mucho. Ya sé que es un trabajo pero es molesto para el cliente. No creo que ninguno de los teleoperadores sea vocacional.

    tú dices en casa pero al trabajo también llaman ofreciendo productos “profesionales” sobre todo “especialistas en inversiones” tela marinera.. pero tela marinera

    besos guapa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s