Tarde de cine

De vez en cuando, menos a menudo de lo que quisiera, voy con las amigas al cine. Pero  algunas veces es dificil reunirnos las 5 amiguísimas. Aunque eso sí,  lo intentamos. Ayer sólo pudimos dos, pero pasamos una buena tarde de cine.

La película que vimos fue Los descendientes, con mi admirado George Clooney como actor principal. La historia es la de un hombre que ve como se transforma su vida y descubre lo que es realmente, cuando  su mujer queda en coma tras un accidente.

He escuchado a algunos decir que es una película lenta, quizás sí pero es el ritmo que nos quiere transmitir, para mí fue muy intensa, con los sentimientos a flor de piel. Un film triste, pero emocionante, tierno y con algunos detalles divertidos. Con un George totalmente distinto, y no tan atractivo como en otras películas. Mientras escribo esta entrada, todavía no sé sí ha recibido el Oscar al mejor actor pero espero darle suerte con este post.

Desde hacía tiempo que no salía del cine, con tan buen sabor de boca. Pese a que las escenas de  la madre en el hospital con la familia a la espera de los acontecimientos, me removieron mis propios recuerdos y los sentimientos que viví en aquella época.

Os recomiendo esta maravillosa película, tanto si sóis fans de George ( como yo ) como si no lo sóis.