Tan real que parecía de verdad

El otro día tuve un sueño del cual todavía, al recordarlo, me estoy riendo. Os lo cuento:

Pasando por delante de la terraza de un bar, me encontré con la profesora de párvulos de mi hijo. Profe que no me caía demasiado bien, todo sea dicho. Ella me ponía en preaviso, que un famoso banco estaba a punto de quebrar, llamémosle BBAA. Lo raro es que yo tuviera tanta confianza con ella para contarle que ese era el banco donde tenía mis ahorros, y sólo mis ahorros. Imposible de tener ese tipo de confianza con una profesora de mi hijo, pero estoy hablando de un sueño. El caso es que, una vez dejaba a mis hijos en el colegio, iba derechita a sacar todo el dinero del banco.

Ya en el banco la cajera, me daba un impreso que debíamos rellenar con nuestros datos, mi marido y yo. Pero había un detalle, el banco no podía desembolsar el importe íntegro de la cuenta y sólo abonaban el 70% de la cuenta, el 30% se lo quedaban ellos. Al oír esas palabras la rabia y el cabreo comenzaban a invadirme y llevadas por ella, me despachaba a gusto con el banco, la cajera y la madre que los parió. Lo más suave que salía de mi boca era ladrones, mi furia crecía en equivalencia a las palabras mal sonantes. Iban entrando clientes  en la oficina pero yo no me cortaba, el escándalo era en crescendo.

Tres jubilados entraron a la sucursal, viendo que querían cobrar su pensión, con toda mi buena fe, intenté avisar de lo que les iba a ocurrir, a los pobrecitos: tengan cuidado, que estos ladrones se les van a quedar parte de su pensión, los cara duras. Uno me contesta: ¿ Qué que?, yo le vuelvo a informar  y él ¿ Qué que? , y vuelta a informa yo, él: ¿ Qué que ? Finalmente le suelto, con más cabreo, da igual ya le informaran en la ventanilla, pensando jolín me ha ido a tocar informar al sordo.

Casi arrancando los papeles de la mujer que me atendía, salí a la calle, notando mis mejillas encarnadas debido a mi enojo. Una vez en la calle con el frío aclarando mis ideas reflexiono: “Ay coño………………. si mi banco no es el BBAA, sino el BBDD”

Acto seguido el despertador sonó.

¿ Qué tal ha ido vuestro fin de semana ?

Anuncios

8 pensamientos en “Tan real que parecía de verdad

  1. Joer… vaya sueñecito… Es de esos sueños que lo pasas fatal y empiezas con el sudor frío… por suerte hace tiempo que no tengo sueños así, pero da la casualidad de que queremos cambiar nuestros ahorros a otro banco y tu entrada me ha dado pánico. Espero no tener esta noche un sueño así influido por el tuyo, jeje!
    Besos.

  2. Bufff! Qué angustia!! A veces las pesadillas te dejan un mal cuerpo…. Ya tienes al peque recuperado? yo estuve igual hasta el viernes y yendo a trabajar 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s