Hoy poco que contar

Ayer el profe de hijo me esperaba en la  puerta del colegio, con mi niño tiritando de la mano. El termómetro marcaba 39,6º C. Tuve que dejar a mi hija y a dos amigas más, en casa, preparando unas tortillas, para el concurso de hoy en cole, por ser el día de la tortilla. Tema olímpico. Directos al pediatra, cuadro de gripe.

 

Y hoy me tenéis aquí, subiéndome por las paredes, sin poder salir de casa, como enfermera a tiempo total. El niño estupendo, sin fiebre, sin querer estar en cama. Según el doctor 48 horas en cama, no en casa. Ya no sé si me desespero por no poder salir de casa, o simplemente por no poder hacer los planes  que yo tenía para hoy. Me pregunto que si estuviera trabajando, cómo me las apañaría, sin padres ni suegros donde colocar al niño, ni hermanos, ni vecinas o amigas que no trabajan. ¿ Cómo lo hacéis vosotras, cuando tenéis algún niño malito?

Ah….. y en el concurso no han ganado. Las niñas enfadadas por que no han entendido sus tortillas diferentes, y ha ganado una clásica. Bienvenidas al mundo del artista incomprendido.

Publicado en Sin categoría