No pidas peras al olmo

Creo que a estas alturas ya debéis saber lo culo alma inquieta que soy. Entre currículum y currículum enviado, sin perder esperanza, a la espera de un curso que quiero hacer, los viernes por la mañana, me he apuntado a una especie de taller creativo, con gente muy interesante, y de la que voy a aprender, creo, mucho.

El viernes lo tengo completito, taller creativo por la mañana y club del punto por la tarde. Así que cosiendo, cosiendo,  he conseguido este broche para las adictas al té, como soy:

Pero no pidais peras al olmo, que es el primero y encima no me gusta demasiado coser.

Por cierto, este fin de semana es la tercera vez que veo nieve en mi mini ciudad, fugaz y pasajera pero nieve, al fin y al cabo. Como dice el refrán año de nieves, año de bienes, ojalá sea cierto