Simplemente respeto

Hoy mi entrada es en referencia al pintor Antoni Tàpies, fallecido el lunes. Artista contemporáneo, maestro de la vanguardia del arte del siglo XX. Un grandísimo pintor conocido y admirado mundialmente.

Indudablemente te puede gustar o no su obra,  pero de lo que no me cabe duda es que merece todo el respeto del mundo.  Necesitamos educar  nuestros ojos para interpretar la pintura abstracta. Y es una pena que no se haga  por que nos estamos perdiendo  muchas e interesantes cosas. Un hombre que desarrolló y vivió de su talento, representando a su país, merece respeto. Ayer por la mañana escuché en la radio,  un comentario de muy mal gusto,  un periodista comparando su pintura con el ketchup. Yo me pregunto si este señor no sabe tener respeto hacia los demás y en especial a una persona que honra a su país.

¿ Por qué en este país, algunos no se sienten orgullosos de la gente que nos da nombre con sus obras y su trabajo ? Siempre tendemos a denostar a lo propio y es algo que no entiendo. Pero en cualquier vertiente, sea cultural, deportista o de entretenimiento. A veces da la sensación que se prefiere todo lo que venga de fuera de nuestras fronteras, aunque sea malo. Y por supuesto es lo mejor.

Me quedo con la frase que escuché en las noticias: este maestro nos ofrecía su visión sobre la vida a través de su lenguaje: la pintura.

Cada día me reafirmo que en este país se necesita más respeto hacia el prójimo.