Aunque no me oís, yo estoy silbando

Desde que ví el video en Otherside’s soulmate, no me puedo quitar la canción de la cabeza. Hasta lo tengo de tono en mi móvil. Es más, es oírla y no parar de moverme al estilo Jagger

El otro día junta a mi hija y mi sobrina, pre-adolescentes las dos, estaba en una tienda de ropa. De esas con la música atronadora, ¿ qué pasó ? pues que sonó la musiquita infernal que me tiene robado el cuerpo, una que no controla se puso a bailar. Las caras de las pre-adolescentes y el tonito de “mamá, por favor”, fué magistral.

Aquí os lo dejo para que bailéis a gusto:

Feliz fin de semana a tod@s