Nico para los amigos

Hoy os quiero hablar de una tradición  muy especial y genuina, en mi opinión, con diversos datos curiosos.

El 5 de diciembre se celebra en los Países Bajos, la tradicional fiesta de  San Nicolás                ( Sinterklass).  Este santo, nacido en la actual Turquía, es el patrón de los niños, los marineros y los comerciantes.  Llega a las ciudades holandesas en un barco de vapor, procedente de, y ahí va lo curioso para mí,  España. Desembarca y se sube a un caballo blanco, mientras lo acompañan sus ayudantes: Pedritos los Negros ( Zwarte Pieten).Según cuentan son negros por el tizne de las chimeneas, por las que suben y bajan.  En la calle los  niños los están esperando, con gran  inquietud y muchísimas ganas de ver el desfile. A la expectativa de  recibir unas galletas, las  pepernote, que los Pedritos reparten. Si a cualquier niño se le pregunta por la procedencia de San Nicolás, sin duda responden: Spanje.

Esta noche, Sinterklass dejará regalos y dulces, junto a los zapatos que habrán colocado los niños, a la espera de los mismos. Mientras tanto  los adultos tienen la costumbre de hacer obsequios junto a breves poemas humorísticos.

Por último un dato muy curioso que he encontrado en Wikipedia:

La ciudad norteamericana de Nueva Ámsterdam, era una colonia holandesa en la costa de los actuales Estados Unidos. En ella se celebraba también la fiesta de San Nicolás, cuyo nombre Sinterklaas fue adaptado al inglés como Santa Claus. La ciudad fue tomada más adelante por los ingleses y cambió su nombre por el de Nuevo York. De Estados Unidos el mito de Santa Claus se extendió a toda Europa, incluyendo los Países Bajos, donde en navidad San Nicolás compite consigo mismo en la forma de Santa Claus. Muy interesante,   ¿ no os lo parece ?

Una tradición muy entrañable, la cual me gustaría conocer en vivo y en directo, y así volver a ver la preciosa ciudad de Ámsterdam. ¿ Habéis presenciado alguna vez el desfile en directo ? Y las galletitas ¿ las habéis comido alguna vez ?

Ah……y si hay algún Nico leyendo, feliz día de Santo