Ya están aquí

Tras un fin de semana muy divertido, relajante, que nos sirvió para desconectar, y un lunes gris meteorológicamente hablando pero productivo por otro lado, hoy vuelvo al mundo blogueril.

Hace unas semanas comencé a ver la venta de adornos navideños por las tiendas. De los productos halloweeneros hemos pasado a las bolas de árbol, “pessebres”, y Papás Noeles. Desde hace bastantes días, los supers ya tienen turrones, mantecados  y polvorones, en sus estanterías. Otros ya están ornamentados con la decoración clásica, roja, verde y dorada. Pero el pasado viernes, lo que me hizo creer de lleno en la evidencia, aparte del anuncio de la lotería del Gordo,  fue ver las calles con sus luces navideñas, apagadas claro está. Tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina, y yo casi sin darme cuenta. Es más la próxima semana entraremos en Diciembre, uno  de mis meses favoritos pero muy agotadores para mí, ya que sumo los cumples de mis hijos y un aniversario muy especial.

Aún no sé cómo vamos a dividirnos en estas  fechas para estar en familia, lo único que tenemos claro es la Nochevieja que la pasaremos fuera de casa con amigos. No tengo ni idea de los menús, ni regalos, en fin ningún tipo de planificación. Y lo peor, no me apetecen demasiado estos días, así que os pido un favor:

¿ Quién me puede dar buenas razones para rescatar mi espíritu navideño perdido ?

( mañana os espero a tod@s por aquí que os voy a presentar una cosa )