La abuela cebolleta

Hace unos días leí esta frase:

” Mi memoria es magnífica para olvidar “

A veces sería maravilloso tener una memoria selectiva para olvidar aquello que nos ha hecho daño o simplemente no nos ha aportado nada en la vida. Pero debe ser terrible olvidar lo cotidiano y el día a día.

Os quiero contar una anécdota que me ocurrió hace un par de años. Era verano y nuestro frigorìfico se había averiado. Cuando necesito un electrodoméstico con urgencia, siempre me dirijo a El Corte Inglés, para mí es símbolo de eficacia y seguridad. Ese día íbamos con los niños a buscar una nueva nevera. Ya sabéis como son los niños cuando necesitas que estén quietecitos, mientras una se concentra en encontrar un buen producto a un buen precio, ellos se obstinan en hacer todo lo contrario. Llegué al punto de ordenar a mi marido que se los llevara, mientras yo departía con la dependienta.

Hasta aquí todo normal, lo malo fue cuando ésta me preguntó la dirección de envío. Por unos segundos me quedé en blanco sin saber qué contestar, sin saber decir la dirección de MI CASA. No os podéis imaginar la angustia que sentí al no saber qué contestar, ni tener a mi marido cerca para poder preguntar. Que desesperante fue ese pequeño instante para mí.

Que triste debe ser quedarse sin recuerdos, sin pasado.

Anuncios

12 pensamientos en “La abuela cebolleta

  1. Mujer… tenías las neuronas alteradas y ocupadas!!.. Tú misma cuentas que los niños produjeron desconcentración total y eso se manifestó en ese lapsus. Yo tambien los tengo de los mas tontos y te aseguro que es símbolo de mujer multiatareada.

    Pero sí… hablando de palabras mayores: alzheimer. Tiene que ser durísimo.

  2. A mi me pasa constantemente. Se me olvidan las cosas. No creo que debas de darle importancia. Además con los nenes revoloteando… pero si te refieres al Alzheimer te diré que he visto apagarse a una persona y es duro ver cómo va perdiendo dia a dia todos sus recuerdos hasta el punto de no llegar a conocerte, olvidar como se come y un día olvidar respirar…

  3. Me acabas de recordar a la pelicula que hecharon en “La1” , versión española, el sábado pasado: “Y tu quien eres”. Magnifica. Un abuelillo con demencia empieza a ser consciente de lo que le esté pasando. Te la recomiendo, aunque sea tremendamente triste… acabas hecha una patata. Es muy real
    Bss ♥

  4. esos momentos son durísimos. Alguno similar tuve alguna vez, más relacionado con alguna clave por eso no es comparable pero sí la angustia de “está ahí, lo sé, lo recuerdo pero no soy capaz de “verlo”

    efectivamente, el no recordar hace que dejemos de ser nosotros. Hablan aquí arriba de “y tú quién eres” … yo hice el corto fin de carrera sobre el mismo tema “¿quién olvida!” lo titulé yo, Pero impresionante me pareció el docu sobre Pascual Maragall…

    besos

  5. Alguna vez he vivido situaciones similares y se pasa mal. Ha de ser durísimo para una persona olvidar sus recuerdos, las palabras, no reconocer las caras que han estado a tu lado durante años,… y también para las personas que conviven con ella y va perdiéndola poco a poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s