Roda el món i torna al Born, o lo que es lo mismo por mucho mundo que veas volverás al Born

Hoy  os voy a llevar a dar un paseo por uno de los barrios más modernos, bohemios y vanguardistas  de Barcelona: El Born. En este barrio creció y vivió su juventud mi padre, y os puede asegurar que en aquella época no tenía tan bonitas etiquetas. Así que la entrada de hoy está hecha con la vista pero también con el corazón, por lo tanto no será un visión objetiva.

Éste es un de los barrios más característicos de la ciudad, olvidaros de calles anchas,  todo lo contrario os podéis encontrar con callejuelas estrechas, oscuras, con ropa tendida pero con un encanto tan especial que es dificil de encontrar en otros lugares perfectamente ordenados.Por este barrio, podéis encontrar lugares emblemáticos de Barcelona: Santa María del Mar, Museo Picasso, estaba a tope, Palau de la Música y el Mercado de Santa Caterina

Lo que más me gusta de este barrio es la diversidad de locales, desde restaurantes, tiendas, bares de copas, pastelerías, galerías de arte y hasta mini teatros, como uno que encontramos de  marionetas para niños

La diversidad de tiendas es enorme, desde artesanos en todo tipo de material hasta tiendas convencionales pero con un encanto especial

Lo malo es que no te dejan hacer fotos en el interior, que es realmente sorprendente

Tiendas con objetos hechos de fieltro simplemente maravillosos, con unas sillitas en la entrada para charlar con su vecino de tienda:

Tiendas de ropa vintage y artículos de antigüedades, fue como entrar en la máquina del tiempo para mí: juegos reunidos Geyper, máquinas de escribir, aquellos tocadiscos de maleta, secadores de pie de las antiguas peluquerías, en fin mil y un artilugios que me hubiese gustado fotografiar pero no pude. Al igual que a mí, a mis hijos les encantó la tienda.

Y entre tanto paseo, una paradita para tomar un café. Por cierto Sr. Starbucks, con lo que cuestan sus diversos cafés creo que le da para poner más personal, en el establecimiento cerca de la Catedral. Mientras uno espera su turno, a uno  le da tiempo a hacer fotos o una siesta como el señor del fondo a la derecha de la foto

Junto al Mercado de Santa Caterina, nos encontramos con una muestra de vinos. Para hacer la cata, el vino estaba servido en copas de cristal, detalle que me pareció muy chic, un disfrute contemplar al personal bebiendo vino tinto en copas de cristal en plena calle. Os podéis imaginar con que bebida acompañé la cena de esa noche

Y lo mejor de todo es encontrar un par de joyas, que hacen que olvides que te encuentras en una gran ciudad

18 pensamientos en “Roda el món i torna al Born, o lo que es lo mismo por mucho mundo que veas volverás al Born

  1. ¡¡Qué maravilla!! Barcelona me encanta y he de volver.. sobre todo para que la conozcan mis hijos. Y estoy contigo… esos rincones antiguos en una ciudad grande son muy atractivos.
    Besotes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s